Solicitud de permiso para muelle flotante amenaza la Reserva Natural Las Picúas en Río Grande

Jaime Torres Torres

Con la modalidad de los muelles flotantes, decenas de solicitudes de permisos aguardan en el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), agencia carente de suficiente personal cuya integridad también es socavada por la corrupción y las influencias de los grandes intereses capitalistas.

La Reserva Natural Las Picúas en Río Grande es uno de los lugares en que algunos titulares de lotes a la orilla del mar gestionan permisos para colocar muelles flotantes.

Una fuente del DRNA suministró a Prensa sin censura la solicitud radicada por el desarrollador Christian E. Santana Fernández y Gabriela Ocampo, de Johnson Consulting LLC para instalar un muelle flotante en el lote # 18 de la Playita Rica de Las Picúas.

Según el documento filtrado en exclusiva para Prensa sin censura, la naturaleza del proyecto de Santana Fernández es de carácter pasivo-recreativo para embarcaciones menores de 40 pies y motoras acuáticas. Detalla que se trata de un proyecto sin fines de lucro.

“Se contempla armar un muelle flotante prefabricado, hecho de plástico y foam. El ancho será de unos 4 a 5 pies y 530 pies de largo, terminando en forma de T, con las del mismo ancho, que se extenderán al oeste por 50 pies y al este por 30 pies. El muelle ocupará una área aproximada de 2, 800 pies cuadrados. Se contempla instalar un tornillo tipo barrena como anclaje, del cual se conectará a una cadena que sujete la plataforma flotante desde la playa”, versa la solicitud de permisos radicada por el presidente de Johnson Consulting LLC.

Aunque en otros lotes costeros de la Reserva Natural Las Picúas ilegalmente se ha dragado la playa en busca de profundidad, a manera de una piscina natural, el solicitante informa al DRNA que “no contempla dragado ni corte de terreno ni relleno de ningún tipo”.

También asegura que no se requiere de equipo pesado para la instalación para que el impacto ecológico sea nulo o mínimo.

Añade que la confección del muelle flotante busca incrementar la calidad de vida, el disfrute pasivo/recreativo de la comunidad local y de todo visitante que responsablemente practica deportes acuáticos, pesca, pasatiempo familiar, aficionados a la fotografía y todo aquel que disfrute de contemplar la naturaleza.

La fecha aproximada de inicio del proyecto era el pasado 1 de abril de 2022, concluyendo el 8 del referido mes.

Santana Fernández indica en la solicitud de permisos que se realizó un estudio de flora y fauna marina para conocer con exactitud las especies que viven en el fondo marino. Asegura que el muelle flotante no tendrá impacto ecológico porque “el estudio demuestra amplias áreas de arena y asociaciones principalmente de hierbas marinas” y que “nunca tocaría tales asociaciones ni bloquearía el sol de forma permanente”.

En un reciente recorrido de Prensa sin censura por el lugar divisamos un enorme vagón de acampar de varios niveles y con terminaciones en acero inoxidable, de un costo aparentemente millonario, estacionado a pocos metros del mar.

Sin embargo, fuentes fidedignas del DRNA aseguraron a este medio independiente que, aunque recientemente se instaló un muelle flotante en el restaurante Los Makitos en Naguabo, la solicitud de Santana Fernández será denegada al tratarse de una reserva natural como Las Picúas, que es hábitat de especies en peligro de extinción como el manatí y la tortuga marina.

Mientras, la administración municipal de Río Grande y su alcalde popular Ángel ‘Bori’ González ha sido neutralizada por el poder del capital de inversionistas como John Paulson. Aparenta desconocer lo que ocurre con los recursos naturales de Río Grande, su impacto a la biodiversidad y el desplazamiento de los residentes locales, como sucede en el Barrio Barcelona, donde la YMCA y la empresa Junglequi Zipline han colocado un portón en la carretera estatal PR-990 que después de las 2pm impide el paso de los vecinos y ciudadanos al charco La Barrigona del Río Mameyes, un bien de dominio público en zona marítimo terrestre para el cual no han delimitado una servidumbre de paso, como establece el ordenamiento jurídico.

Noticia en desarrollo.

Muelle flotante instalado en la parte posterior del Restaurante Los Makitos en Naguabo y aprobado por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales. El que se solicita para Las Picúas se alega que es parecido. Foto/PSC
Justo al frente de este vagón se pretende instalar el muelle flotante en lote # 18 de la Playita Rica de Las Picúas en Río Grande. Foto/PSC

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s