La Decadencia Militar de Estados Unidos

(Nota del Editor: en un próximo artículo el autor abordará el tema de la decadencia social de Estados Unidos.)

Por Antonio Camacho

Sin lugar a duda, Estados Unidos es la nación más poderosa del mundo en términos armamentísticos, en alianzas militares y en el número de bases militares alrededor del planeta; 800 bases en unos 70 países y una alianza, la OTAN, integrada por 29 naciones.

Sin embargo, lo que parece a simple vista como una gran ventaja estratégica, paradójicamente, en términos circunstanciales, es una desventaja. La súper expansión tiene sentido cuando sobran los recursos para sostenerla, pero cuando se está en declivecon una contracción económica de larga duración como la que sufre el imperio estadounidense, es insostenible.

Situación que se agrava más todavía cuando entra en juego de manera simultánea una inflación creciente que obliga al gobierno a aumentar desproporcionalmente el presupuesto militar en detrimento de la sociedad en su conjunto. Experiencia similar ha sido una de las causas principales de la caída de los imperios. Aquí aplica el refrán popular, “El que mucho abarca, poco aprieta.”

Dicho lo anterior, hagamos un breve análisis de la fortaleza de Estados Unidos respecto a otras dos grandes potencias militares, Rusia y China, aunque hoy por hoy ambasnaciones caminan juntas.

Tomemos como ejemplos los siguientes aspectos:

Mercenarios, vocación militar y sentido patriótico

El reclutamiento de mercenarios son otra clara señal de la decadencia de los grandes imperios, Roma y Gran Bretaña son dos ejemplos. En Estados Unidos gran parte de las funciones militares son realizadas por soldados que combaten por dinero; soldados reclutados por las grandes compañías contratistas. El sentimiento nacional del ciudadano americano promedio, es pobre.

Muchos afroamericanos no ven a Estados Unidos como su nación y las encuestas señalan que solamente un porciento muy bajo de jóvenes norteamericanos están dispuestos a ser voluntarios en un conflicto bélico. Al contrario, en Rusia y China el sentimiento nacional, como la disposición de la juventud a participar en un conflicto bélico, es bastante alto.

Moralidad del recluta

La inmensa mayoría de los reclutas en Estados Unidos se alistan por condiciones económicas y en busca de una pensión luego de 20 años de servicio.

El consumo de alcohol y substancias controladas en las fuerzas armadas está generalizado y el número de suicidios y violaciones sexuales es alto. También es bien conocida la mucha corrupción y pillaje que existe en los altos mandos militares. En China y Rusia, contrario a Estados Unidos, la cohesión social y sentido de pertenencia en conjunto con una estricta aplicación y ejecución de los códigos militares,reducen los vicios en la moral del recluta. Además, en China, la educación y formación militar es obligatoria para estudiantes de primaria y nivel universitario, no así en Estados Unidos.

Estado psicológico

En Rusia la población tiene un alto nivel de educación. En el sistema educativo en el cual abundan las tareas, la exigencia a los estudiantes, es alta y se valora muy positivamente la responsabilidad, el rigor, la seriedad, el compromiso y la eficiencia.

Por otro lado, en China se le da una gran importancia a la educación tanto general como militar, a los ejercicios grupales al aire libre, además, existe la tendencia,fomentada por el estado, de que los padres regulen el tiempo que pasan los hijos mirando televisión y video juegos. No es desacertado deducir que en ese ambiente, los jóvenes crecen y se desarrollan con un mayor autocontrol y mejor interrelación social, por lo que es de esperarse que en términos generales, el militar chino y ruso tenga una mayor capacidad emocional para adaptarse a la autoridad y a enfrentar situaciones conflictivas que el militar de losEstados Unidos.

Presupuesto militar, tamaño del ejército y poder armamentístico

Un grave error generalizado que intencional o por ignorancia, constantemente se comete, es medir la fortaleza del ejército de Estados Unidos con respecto a Rusia y a China a base de su presupuesto militar. Por ningún lado se menciona que buena parte de esepresupuesto militar se lo traga la corrupción en las altas esferas militares, el despilfarro, los cabilderos, intermediarios, los altos salarios y las exorbitantes ganancias de las corporaciones bélicas, entre otras. Debido a todo este desmadre, no es accidental leer en los periódicos los siguientes titulares:

“Estados Unidos dejó en tierra toda su flota de F–35. Los aviones de guerra más costosos y avanzados de la historia.”

El desastre del carísimo súper destructor Zumwalt que trae de cabeza a EU. Uno de los proyectos más punteros de los últimos años en la Armada estadounidense se ha convertido en un dolor de muelas. Sus costes y sus fallos lo han convertido en un buque maldito.

A los innumerables problemas de los portaaviones clase Gerald Ford y al sonado fracaso de los súper destructores clase ‘Zumwalt’, se une ahora la insostenible situación de otro de sus buques estrella, el Littoral Combat Ship (LCS).

Una potencia como China con una economía centralizada en la cual las empresas militares están bajo la dirección y supervisión del estado y los salarios son bajos, un dólar rinde 8 a 10 veces más de lo que rinde en EU. También hay que tomar en cuenta que China , por cuestionas de seguridad nacional, de la misma forma que oculta la cantidad real de toneladas de oro que posee, no da a conocer su verdadero presupuesto militar.

Asimismo, es importante enfatizar que la verdadera fortaleza de un ejército –como lo comprobó Vietnam y Afganistán– no lo determina su parafernalia militar sino la moral y voluntad de sus combatientes. Un aspecto donde China deja muy atrás a Estados Unidos, como lo demostró en el conflicto de Corea.

Obviando lo antes dicho y sin poner en duda la primacía militar del imperio norteamericano hasta estos momentos, no podemos pasar por alto que Rusia en tecnología bélica de última generación se le fue adelante por unos 10 a 20 años, según lo confirman los mismos expertos militares de Estados Unidos. Esto incluye algunas tecnologías de punta en la robótica, informática, ciencia espacial, en guerra electrónica, sistemas de combate laser portátiles, misiles de crucero de propulsión nuclear y misiles intercontinentales hipersónicos.

Algunos de estos misiles son: el Zarmat –Satán 2–, el misil mas potente del mundo, con una velocidad de 20 a 27 mach, carga hasta 15 ojivas con autodirección independiente y cubre una distancia de 18,000 kilómetros. Otros misiles son el Kinzhal yAvangard, que por su maniobrabilidad y rapidez no se pueden interceptar. También poseen la fragata clase Almirante Gorshkov, el avión Sukhoi Su-57, y el tanque T-14 Armata, considerados de lo más avanzado del mundo.

Además poseen interceptores de misiles y destructores de satélites de sexta generación como el S–500, submarinos silenciosos, rompe hielos atómicos y vehículos subacuáticos con tecnología de súper cavitación. Esta tecnología permite que el vehículo subacuático se mueva en una burbuja de aire sin exponerse a la fricción del agua, lo que aumenta exponencialmente su velocidad y carga explosiva. Ejemplo de esto, es el torpedo del juicio final Shkval de un súper poder destructivo y que supera por mucho las velocidades subacuáticas conocidas.

Por otro lado, China con una población cuatro veces la de Estados Unidos, ha sorprendido al mundo con el impulso, eficiencia y rapidez con que ha alcanzado su desarrollo económico y la manera vertiginosa con que ha venido modernizando todas las ramas de las fuerzas armadas.

Sin lugar a dudas, antes de que finalice la década, China reemplazará a Estados Unidos como la nación con el ejército más grande, moderno y poderoso del mundo. Recordemos el misil hipersónico que disparó China a mediados de octubre, el DF–17. Le dio la vuelta al mundo a una velocidad 7 a 8 veces la velocidad del sonido e impactó a 40 kilómetros de su punto de partida sin ser rastreado por los radares de las demás potencias.

Como hemos podido ver lo que fueron pruebas inequívocas del poder militar de Estados Unidos en el pasado, hoy son señales de debilidad y agotamiento. El gigantismo, la dependencia de fuerzas mercenarias, el atraso tecnológico respecto a Rusia, los adelantos militares de China y el sangramiento y derroche de una buena tajada del presupuesto nacional para mantener a flote la industria bélica, son claros indicios de su decadencia militar.Mientras más se incrementa el presupuesto militar, más se endeuda el país y menos se invierte en la infraestructura de la nación, en invención y desarrollo, educación, salud y en el bienestar de la población en general. Por cuánto tiempo más se puede mantener este círculo vicioso sin que explote la burbuja está por verse.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s