Rubén Blades y ‘Mundo’, 20 años después

JAIME TORRES TORRES

Regresa a Puerto Rico el muy querido y respetado cantautor panameño Rubén Blades.

Este sábado la cita es en el Coliseo José Miguel Agrelot para la puesta en escena de “Salsa Swing” junto a la orquesta de Roberto Delgado.

Ya he perdido la cuenta de la cantidad de premios Grammy que Rubén ha ganado, pero el más justo y consecuente que ha recibido en su carrera, conforme a nuestro criterio, es el recibido en 2003 en la categoría de World Music con la producción “Mundo”.

A pocos días de su presentación y 20 años después del lanzamiento de “Mundo” he de afirmar que es el mejor disco de su carrera. Lo lanzó en 2002 y luego se concentró en su servicio como ministro de turismo de Panamá, hasta que años después regresó con su colaboración junto a Spanish Harlem Orchestra.

Dedicamos esta mañana la audición del programa Prensa sin censura a escuchar la totalidad del álbum grabado con Editus Ensemble y a complementar su audición con la lectura de las anotaciones del cantautor para cada canción de la secuencia.

Entre anécdotas y reacciones hubo amigos radioescuchas, como el apreciadísimo Luis Omar Ortiz que recordaron, al escuchar “El capitán y la sirena”, que esta canción [me parece que, por su inspiración marina, al igual que “Olaya” y “Antadilla”] pudo aparecer en un proyecto que hubiera sido otro fenómeno: el álbum para niños “La campana en el fondo del mar”, un concepto que Blades acordó desarrollar junto al inolvidable Tite Curet Alonso.

La intención de la audición fue reflexionar cómo es posible que “Mundo”, el concepto más abarcador musicalmente hablando del cantautor y actor panameño, en 2002 haya pasado inadvertido por los puertorriqueños, que se consideran salseros de oído bien puesto.

Pues pasó inadvertido como “La Rosa de los Vientos”, un trabajo con músicos panameños que exploró el folclor de su tierra natal, y “Tiempos”, otro disco incomprendido.

Recuerdo el Día Nacional de la Salsa dedicado precisamente a Rubén Blades, en que Richie Ray & Bobby Cruz interpretaron “Guaguancó triste” e Ismael Miranda cantó “Cipriano Armenteros”, cuando comenzó su presentación con “Primigenio” con Eric Rigler como solista en la gaita irlandesa.

La fría e indiferente respuesta de las cerca de 35 mil personas presentes en el Hiam Bithorn le envió un mensaje claro: si escucharon el disco “Mundo” no lo comprendieron. Así, con la profundidad y diversidad que caracterizan su cancionero, Blades se enfocó en sus éxitos con Willie Colón, Seis y Son del Solar y con la Fania y Louie Ramírez, perdiéndose la oportunidad de escuchar en vivo “Bochinches”, “Parao”, “El capitán y la sirena” y “Sebastián”, entre otras que grabó con la banda costarricense Editus.

Dudo [y ojalá me equivoque] que Rubén cante algo de la secuencias de “Mundo” este próximo sábado en el Choliseo José Miguel Agrelot.

La producción de “Mundo”, concepto que cada vez que escuchamos ofrece respuestas existenciales y abona a la reflexión sobre el amor y sus desafíos, no solo consiste de la participación de Editus Ensemble, sino de la leyenda del tres Nelson González; los maestros percusionistas Bobby Allende y Marc Quiñones; el virtuoso de la gaita escocesa e irlandesa Eric Rigler; la agrupación vocal femenina de Córdova, Argentina, De Boca en Boca; el conjunto vocal brasileño Boca Livre de Mauricio Maestro y la esposa de Blades, la estrella de Broadway Luba Mason.

“Mundo” es de esos conceptos que hubiera sido un deleite presenciar en concierto. Diría que hubiera sido un privilegio; un regalo de la música. 20 años después es imposible y lo podría idealizar con la experiencia vivida en 1974 por los salseros que asistieron a “Hommy” en el Carnegie Hall.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s