El fracaso del Campamento Cangrejo

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Fue pa’ trá y pa’ trá, como el juey.

Con la llegada del 2022, el Campamento Cangrejo, nombre sugerido por militantes del Movimiento de Conciencia, desapareció de los predios del humedal de Luquillo.

Luchas internas, antagonismos, molleros partidistas, hipocresías, protagonismos e infiltrados, según revelaron a este medio independiente voluntarios de la lucha en contra de la construcción del Hotel Luquillo, socavaron el cimiento moral de un campamento que precedió la lucha misma y que, como toda empresa forzada, se destinó al fracaso porque, más allá de la media docena de casetas en la marginal de la PR-3 que conduce al Balneario La Monserrate, le faltó el elemento más importante: la voluntad y convicción de gente comprometida con la causa de paralizar un desarrollo que, según expertos, causará caos de inundaciones en Luquillo.

El Campamento sufrió un duro revés antes de Navidad cuando un juez emitió una sentencia ordenando a los manifestantes, so pena de desacato, que no debían entorpecer el acceso de los camiones con relleno al interior del humedal.

Hubo una demanda del Hotel Luquillo, en la que incluso se tuvo la osadía de incluir a este periodista, aunque no se le emplazó, que fue un disuasivo de lucha, amén de las porfías internas en el Campamento Cangrejo.

El juez superior Juan A. Robles Adorno, presuntamente vinculado con el Partido Nuevo Progresista, falló a favor del Hotel Luquillo, pero el Cangrejo no se juyó: siguió allí tímidamente con las palancas arriba, como signo de resistencia.

En su momento sus portavoces aseguraron que apelarían la sentencia, sin descartar incluso llegar al Tribunal Federal por la vasta legislación aprobada en Estados Unidos para proteger los humedales.

Sin embargo, en la vista el observador de la Brigada Legal Solidaria, en su comparecencia ante el juez superior, pareció favorecer más la causa del Hotel Luquillo, según se desprende de la sentencia.

El Campamento Cangrejo, contrario al Carey en Sol y Playa en Rincón, surgió de manera forzosa por intereses y agendas políticas más que ambientales. Un campamento no precede la lucha. El campamento es resultado lógico de la resistencia; es un proceso natural, como sucedió en Vieques, Paseo Caribe, en la causa ‘Ricky renuncia’, en Sol y Playa, y como actualmente ocurre contra las antenas de Aguada y la planta del asfalto en Guaynabo, entre otras causas.

Hubo portavoces del Cangrejo que estaban con Dios y con el diablo: negociaban con la Policía y dirigían el rebaño. Otros, alegadamente se comunicaban con el ingeniero Javier García del Hotel Luquillo y compartían sus estrategias de lucha, como la manifestación del lunes 13 de diciembre, en que fueron madrugados con una contra protesta.

Faltaron planificación y educación al pueblo luquillense. Como se improvisó un campamento, entonces el Cangrejo se desenfocó y fue pa’ trá y pa’ trá. Nunca pensaron en repartir hojas sueltas en los semáforos de Fortuna (en la entrada a los quioscos), Brisas del Mar y en la marginal de Playa Azul, contigua al balneario. Iniciativa que hubiera surtido el mismo efecto del tapón de camiones del 13 de diciembre.

El Campamento Cangrejo fracasó, tristemente. Es una derrota para el movimiento ambiental que lucha contra la usurpación de los recursos naturales de Puerto Rico, cuya sentencia de muerte se podría dictar en pocas semanas si, como se espera, los tribunales fallan a favor de los dueños de Sol y Playa en Rincón.

Foto/Yamize Elías

2 comentarios en “El fracaso del Campamento Cangrejo

  1. Wow…Qué pena me dio leer este artículo. Especialmente el título. Me rompiste el corazón. El tono…las acusaciones/alegaciones… Mi opinión bien personal: Se ve que tras bastidores hubo un manipuleo de información bien brutal! Alguna agenda personal de alguien. A cuántas personas entrevistaste? Yo estaba fuera de PR cuando tú tuviste la experiencia con el campamento. Yo llegué al final. Pero estaba al tanto un poco durante.

    Yo empecé a ver tus videos cuando empezaste a cubrir lo que estaba pasando en el humedal de Luquillo. Te enteraste y viniste. Te importaba. En tu último artículo del campamento hablaste bien y factual mente. Aprecie un montón tus reportajes pues estando fuera era frustrante y estaba aprendiendo.

    Estoy segura que hubieron luchas internas. Donde no las hay???Algunos quieren luchar con violencia. Hay otros que piensan en tratar de mantener la paz, trabajar con todos envueltos y no hacer daño a nadie. Hay que saber usar la cabeza, especialmente cuando hay muchos grupos envueltos que tienen mucho coraje.

    También están aquellos que llegan a la fiesta llenos de ego, y empiezan a sembrar cizaña para que la unidad, el fuego de lucha que nos une a todos y debe ser el ÚNICO norte, se desvanezca. Esos, en esta batalla, fueron los que realmente “ganaron”. Pusiste el clavo final. 😢

    Algunas cositas que te puedo decir pues estoy aquí, en Luquillo, y he llegado a ver y conocer a las últimas personas que quedan.

    Tú sabes muy bien las limitaciones en cuanto a la parte legal. Refiérete a tu propio artículo “Juez falla a favor…” Quien quiere ir a la cárcel por 4 años? Tú por poco caes en la redada. Por eso dejaste de reportar? Te pregunto, no te estoy acusando. Al campamento no se le prohibió protestar. Se les prohibió bloquear vehículos. Por lo tanto, el Marriott no ha ganado la gran batalla todavía.

    Difiero de tu opinión. El campamento NO fracasó. El campamento es el símbolo de esta lucha. NO pertenece a un solo partido. Es para el bien de TODOS. El campamento cumplió con traer la causa al público. A todas las personas que batallaron, dejaron sus vidas personales para estar allí, se quedaban durmiendo, una fue arrestada para proteger a los que hicieron daño y ahora tiene que enfrentar el proceso legal…le estamos diciendo: fracasaron???!!!No te olvides que estamos batallando un monstruo de poder enorme!!!

    Jaime, sabes cuantas personas se estaban quedando en el campamento? Yo pensaba que eran un montón. Pues no. Una o dos MUJERES. SOLAS en un sitio súper peligroso!!!! DONDE carijos han estado los hombres en una batalla que afecta el futuro de nuestros niños???!!!

    Los “empleados” de la compañía que fueron en una guagua, encapuchados, bien guerreros, a quién atacaron???!!! A mujeres. A una la sobetearon toda!!! No me puedo imaginar el trauma de tal indignación!!! Otra víctima fue un señor de sobre 70 años, al cual agarraron tan fuerte, que le dejaron sendo moretón en el brazo y lo tiraron al piso. A las personas que sufrieron estas experiencias, les vas a decir que fracasaron??? Que ganaron los bullies de Stubbe???

    Quedaba dando apoyo (no quedándose-tomando turnos, trayendo alimentos, agua, ayudando con las comunicaciones, etc.) alrededor de 10-15 personas. Yo diría que como el 85% personas mayores (50’s, 60’s, 70’s). Por eso la palabra “fracaso” duele aún más.

    El campamento no fracasó. El campamento empezó a educar. El campamento está tomando un “break” para descansar, reorganizar las estrategias, y buscar un sitio donde señoras de mayor edad se puedan quedar y no estén en peligro constante ya que nadie más se quiere unir a una lucha que se quiere regir sabiamente.

    Qué fallo que decidiste atacar al campamento, en vez de darle un “no se rindan”, “hicieron buen trabajo”, “la lucha continua”…

    Cualquier información que emitas de cualquier tema, ya no lo voy a ver en confianza como antes.

    Le gusta a 1 persona

  2. Saludos.
    Es importante que conste en récord que la única responsable del fracaso del Campamento Cangrejo es Yamize Elías y su «gente».
    Desde el día 1 se mantuvo ordenando que no hicieran nada ni dijeran nada. Que ELLA había «NEGOCEADO» con los guardias y que teníamos que dejar que los «troces» entraran.
    En mi página de Isabel luna está el vídeo cómo evidencia de lo aquí expuesto. Yo le cuestioné que «quien *krajos NEGOCEA con guardias? Los únicos que negocean con ellos si infiltrados , vendidos y vende Patria.
    Yamize Elías también expulsó a las jóvenes activistas y una de ellas es la hija del «surfer» quien falleció a manos de otro. La otra joven era de otro grupo y así sucesivamente. Jóvenes quienes tenían gente (quórum) para acampar y hacer de ese Campamento el mejor de todos los tiempos.
    El «Campamento Resistencia» también fue expulsado de allí, así como tambien varias compañeras de lucha.
    Esta no es la primera vez que Yamize Elías se dedica a «boicotear» un campamento. En la primera ocasión fue el el Departamento del Trabajo donde hubo una situación que envolvía dinero, la segunda fue en el de Fortaleza. La señora no respondía a mi llamado por unos médicamentos controlados que se me habían quedado en su apartamento y tuve que personarme al cuartel general. Durante ese campamento en fortaleza yo veía como se.le acercaba a los guardias y les hablaba. En una ocasión me sugirió que «negoceara» el perímetro con los guardias, cosa imposible por qué «ELLOS NO NEGOCEAN CON NADIE», (Dicho por ellos mismos).
    Luego de la situación de que expulsara a todos, al otro dia sale celebrando el «potty party» ya que le llevaron una letrina portátil y en dos minutos estaba llorando porque no «podía ver cómo destruían el humedal», sitúacion que ella misma permitió. Le escribí en su «Life» acordandole su estupidez.
    Luego vuelvo a ver un «Life» donde culpa al pueblo de Luquillo del fracaso del Campamento Cangrejo.
    Vuelvo y le escribo que deje el «llori-party» porque solamente ELLA es la responsable y le recuerdo todo lo ha hecho.
    Esta señora solo le hace daño a todas las luchas ya que ella se dedica a negocear con los mismos que manosean, carpetean y agreden a los manifestantes que están dispuestos a luchar y estar al frente de batalla sin protagonismo ni buscando gana ni gloria.
    Aquí la lucha es de TODOS.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s