Marina con bolsillos de playa para Coco Beach

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Gracias a la publicación del reportaje sobre un parque acuático de inflables en la playa del Hyatt Regency Grand Reserve en Coco Beach, Río Grande, personal del Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) hizo la inspección de rigor, hallando que el hotel lo operaba sin permisos, ordenando su remoción inmediata del lugar.

Ahora los vecinos de Río Grande y del País en general enfrentan otro reto ambiental: impedir la construcción del proyecto preliminarmente identificado como Marina Coco Beach.

Ya se publicaron anuncios en la prensa corporativa, en gestión ante el DRNA de un deslinde en la zona marítima terrestre para el establecimiento de “bolsillos de playa” y el parque acuático, en el que la gerencia de Hyatt Regency Grand Reserve aún insiste por lo atractivo para sus clientes.

Un bolsillo es echar arena y crear una piscina dentro en la playa. En Coco Beach no todo el litoral es apto para bañistas por su proximidad al estuario o desembocadura del Río Espíritu Santo y su cercanía a la Laguna Ensenada Comezón, hábitat del manatí, la tortuga marina y otras especies en peligro de extinción.

Allí ilegalmente se estableció un parque acuático de inflables, justo en la mejor zona de la playa donde los turistas del Hyatt Regency Grand Reserve en Coco Beach se bañan caminando por una rampa o tablado de goma que dificultaban la luz solar, amenazando la flora submarina y la fauna que se desplaza por el litoral ríograndeño.

El centro de entretenimiento acuático se mantuvo en secreto hasta que Prensa sin censura visitó el lugar caminando por la zona marítimo terrestre que se accede en una servidumbre de paso una milla más arriba.

Los inflables eran utilizados por los niños y adultos turistas de vacaciones en el hotel catalogado como de cinco estrellas.

Era irónico porque a pocos metros la hospedería tiene su piscina, que dicho sea de paso queda a pasitos del mar, en las inmediaciones del estuario del Río Espíritu Santo.

Tras la publicación del reportaje se eliminó el parque acuático de inflables, pero no se dan por vencidos y ahora gestionan los permisos para uno más grande con bolsillos de playa.

El proyecto cardinal es una marina que tendría un efecto nefasto en el estuario del Río Espíritu Santo.

De hecho, meses atrás así lo anticipó a este periodista el alcalde de Río Grande, Ángel ‘Bori’ González Damudt.

“En la costa del Hyatt hay unos proyectos por desarrollar. Lo he dicho: hablan de diez pequeños hoteles, hablan de una marina, hablan de una tienda de marcas… He mencionado que estos proyectos no van a contar con mi endoso si no van con nuevas utilidades; lo que es agua, luz y carreteras y sobre todo la preservación de los recursos naturales”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s