Facebook y la trata de mujeres para fines de explotación sexual

Publicado por Avaaz

Una valiente denunciante acaba de filtrar documentos secretos de Facebook… ¡Y son un escándalo!

Demuestran que Facebook lo sabía. Sabían que hay traficantes de personas que han estado utilizando Facebook para conseguir con artimañas que algunas mujeres se convirtieran en esclavas sexuales.Sabían que se ha usado para incitar a la violencia contra minorías. ¡Y sabían que sus sistemas eliminan menos del 1% del contenido violento!

Facebook sabía todo esto, pero aún así eligieron anteponer el lucro a nuestra seguridad.

Y sin leyes efectivas que exijan responsabilidades a Facebook, peligrosos actores seguirán escupiendo mentiras, desinformación y negacionismo climático a millones de personas de todo el mundo.

Esto es un código rojo para nuestras democracias y para nuestro planeta — ¡debemos solucionarlo YA!

Esta semana, la denunciante Frances Haugen testificará en Europa sobre los corrosivos efectos de Facebook, brindando una nueva oportunidad de escrutinio al gigante tecnológico. Gracias a nuestras investigaciones pioneras y a una explosiva cobertura mediática, Avaaz estará en el corazón del proceso legislativo luchando con uñas y dientes para conseguir leyes que nos protejan a nosotros y que protejan nuestra privacidad.

Pero también estará presente la maquinaria de presión de las grandes tecnológicas.

Si recaudamos ya lo suficiente, podemos ir con toda a contrarrestar su poder de influencia, valorado en 100 millones de dólares, con regulación efectiva — financiando a investigadores de primera para que saquen a la luz más pruebas concluyentes, llevando ante los legisladores los testimonios de aquellos perjudicados por las redes sociales, y apareciendo en cada momento decisivo clave con acciones en la calle y anuncios que copen los titulares.

Esta es una de nuestras líneas de trabajo más importantes, pero también de las que cuentan con menor financiación — y, con tanto en juego, ¡no podemos permitirnos frenar ahora! Contribuye ya y vamos juntos a domar para siempre a la bestia de las redes sociales:

Hemos visto, una y otra vez, las consecuencias devastadoras que pueden tener las redes sociales. En Myanmar, el ejército usó Facebook como herramienta para hacer una limpieza étnica, difundiendo un odio que provocó un baño de sangre. En Palestina e Israel, las mentiras virales están avivando aún más el conflicto. Y, justo cuando peor nos viene, la actividad online del negacionismo climático ya está intentando eclipsar las negociaciones urgentes por el climaen Glasgow.

Para lograr una legislación que nos proteja a todos, debemos arrojar luz sobre estos peligros ante los gobiernos mientras deciden qué medidas tomar. Si recaudamos lo suficiente, podemos:

  • Realizar y publicar más informes de investigación contundentes que demuestren el daño masivo causado por estas plataformas en nuestras sociedades;
  • Crear un poderoso movimiento de supervivientes y comunidades que luchan contra el odio y la desinformación online y llevar sus voces a los centros del poder;
  • Desatar una presión implacable sobre el Parlamento Europeo, así como el Congreso de EE.UU. y Brasil, asegurándonos de que no se rindan ante la influencia de las tecnológicas;
  • Hacer potentes acciones en la calle y anuncios en momentos clave que nos ayuden a lograr la regulación que necesitamos urgentemente.

Esto es muy serio. Las redes sociales están erosionando el tejido de nuestra sociedad de forma notable. Están alimentando la división y el odio, y saboteando las luchas más importantes de nuestra vida, desde los derechos humanos hasta el cambio climático, pasando por la salud mental de nuestros hijos. ¡No podemos permitirnos perder esta batalla!

Contribuye ya y enfrentémonos juntos a este ataque contra la democracia y la humanidad.

Avaaz ha jugado un papel destacado en esta lucha durante años. Nuestros explosivos informes han sido portada de las noticias una y otra vez, y ya han logrado cambios significativos. Hace solo unas semanas, nuestras investigaciones ayudaron a presionar a Google para que anunciara que los vídeos sobre negacionismo climático en YouTube no recibirán más ingresos procedentes de la publicidad. Pero no podemos confiar solamente en la buena voluntad de los titanes de las grandes tecnológicas. Necesitamos leyes — ¡ya! Hagámoslas realidad, juntos.

Más información:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s