Pierluisi y los carros ‘estartalados’: realidad o ficción

Lcda Yolanda Rodríguez Torres

Ex Jueza

El anuncio que hiciera el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi sobre la posibilidad de reducir las tasas de arbitrios a los automóviles de lujo, ante su deseo de eliminar en las carreteras a los vehículos que él considera que están en condiciones deplorables, deja muchos cuestionamientos. Sin embargo, ante las expresiones que aduce para tal acción, uno no sabe si reír o llorar.

Dijo Pierluisi: “¿Por qué penalizamos al que quiere un carro quizàs un poquito más de lujo o de mejores condiciones o con mejores arbitrios? Si tenemos en nuestras carreteras mejores vehículos, en mejores condiciones, eso es bueno para todos. También es bueno para la calidad de vida. Hasta para el turismo que nos llega: el que viaja se da cuenta. Si tú ves los carros ‘estartalados, qué es lo que tú piensas? Cuidado que les va mal, Esto está terrible aquí”.

Las expresiones del señor Gobernador denotan una enajenación total sobre la realidad en que vivimos, falta de empatía y una cierta demostración de criminalización de la pobreza.

Parece que el Gobernador de Puerto Rico vive en un país muy diferente al que yo vivo.

Utilizar como referente los carros destartalados como indicador de si un país tiene buena calidad de vida, es ofensivo y enajenante.

Al gobernador se le olvidó que los niveles de pobreza de un país se miden, además del ingreso, de los siguientes indicadores: El razgo educativo, acceso a la salud, calidad y espacios de vivienda, acceso a la seguridad social acceso a la alimentación, entre otros.


A modo de ilustración, en Puerto Rico el 6% de la población no tiene una tarjeta de salud. Entre 200,000 y 300,00 personas no tienen plan de salud, ya sea que no cualifican para el plan de salud del gobierno o que no cualifican para un plan privado.

Además, se cree que con la llegada del COVID, 1/4 de millón de personas perdería su plan médico por los despidos en los trabajos a raíz de la pandemia, según el Behavioral Risk Factor Surveillance System de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

En cuanto al tema de calidad y espacios de vivienda; conforme al Departamento de Vivienda, en julio de este año informó que luego del 3 años del paso del Huracán María en el País hay alrededores 2,642 familias que viven en residencias aún con toldos azules y sobre 26,000 viviendas necesitan reparaciones sustanciales.

Por otro lado, en PR más del 50% de la población vive bajo niveles de pobreza. Esto conforme al Censo 2020.

En cuanto a la seguridad social tenemos la cifra escalofriante de 507 asesinatos en lo que va de año. El fin de semana pasado se registraron 14. Esto sumado al hecho de que la Policía de Puerto Rico tuvo 5,000 policías menos para atender los casos por motivo de estar en paro para denunciar las malas condiciones y pocos beneficios marginales con los que cuentan.

Es significativo señalar que hay un estrecho vínculo entre la pobreza y la criminalidad , y viceversa. El crimen causa mayor pobreza, creando un círculo vicioso.

A estos factores hay que sumarle una cierta impunidad que permea en los procesos de investigación y procesamiento de los casos criminales que últimamente han salido a la luz pública.

Si el gobernador entiende que presentarle a los visitantes a través de la utilización de carros de lujo en las vías públicas que nos va bien, pues parece que vive en un lugar distinto a Puerto Rico.

No creo que un turista concluya que nos va mal porque muchos puertorriqueños utilizan carros destartalados. Lo que sí éstos notarán es las condiciones deplorables de la mayoría de las carreras, el ataponamiento de carros por la falta mejores condiciones y accesos en las vías de rodaje.

El turista notará que existe un Tren que es casi fantasmagórico pues un mínimo de personas lo utilizan, que costó millones construirlo y no ha funcionado por falta de una mejor planificación.

Vivimos en un País donde una persona si no tiene un carro para moverse, prácticamente no es nadie. Esto sumado la excesiva valoración de poseer un carro en este país como un valor y casi una extensión de su vida.

Lo antes dicho obliga a una reflexión. Si el lujo es una forma de buena calidad de vida pues ¿dónde quedan los pobres? Piénselo.

2 comentarios en “Pierluisi y los carros ‘estartalados’: realidad o ficción

  1. Puerto Rico es un país Max Factor, maquillado.
    Los hombres se enamoran por lo que ven. Las mujeres se enamoran por lo que escuchan. Por eso las mujeres se maquillan (Puerto Rico) y los hombres mienten

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s