El país destartalado más allá de lo imaginable

Dra. Milagros S. Rivera Watterson

Trabajadora Social

Las declaraciones del Gobernador Pedro Pierluisi acerca de bajarle los impuestos a los carros de lujo para librar al país de los carros destartalados ha causado gran revuelo, y no del bueno, sino del malo. Si, porque la palabra destartalado es una despectiva que usa el pueblo para indicar que algo, lo que sea, está en malas condiciones o no sirve.

Si hacemos referencia a la definición que nos ofrece el Diccionario de la Real Academia Española destartalado significa “descompuesto, desproporcionado y sin orden”. No importa la acepción que usted utilice la palabra responde a un juicio subjetivo que hacemos acerca del objeto observado. Así, que podría ser que la descripción de un automóvil en las condiciones a las que se refiere el Gobernador cuando así lo indica no necesariamente responde a la percepción de la mayoría del pueblo.

El asunto se pone peor cuando el Gobernador hace referencia a lo que pensarán los turistas al observar tantos carros destartalados, lo cual quiere decir que mientras más carros de lujo circulen por las carreteras del país mejor sería la impresión que estos tendrían de nuestro país.

Discrepo de esa opinión porque si vamos a comparar, en peores condiciones están nuestras carreteras, con hoyos inimaginables en otras partes del mundo. A esto se unen los miles de edificios abandonados, las calles llenas de basura y otras situaciones que van en detrimento de nuestra convivencia social.

Tantas situaciones, algunas horrendas, que vivimos en nuestro país, como lo son, entre muchas, el alza en los asesinatos, el alto número de los feminicidios, una pobreza rampante, el aumento en la adición a las drogas, las miles de personas sin hogar que viven en nuestras calles, el maltrato a los menores , y el Gobernador se preocupa porque se le bajen los impuestos a los que tienen mayor poder adquisitivo. Tal parece que este vive en una nube más allá de lo imaginable.

Es inconcebible que dentro de su mundo pase desapercibido que la persona que tiene un automóvil destartalado es porque no hay ingresos para comprar uno mejor. Si de verdad quiere hacer justicia, que le baje los impuestos a los automóviles de costo menor y así hacerlos accesibles a las clases sociales bajas y medias.

En nuestro país se dice que el huracán María hizo visible la pobreza, porque muchas personas se dieron cuenta de la realidad de que detrás de los muchos árboles que desaparecieron habían casas destartaladas, de las cuales miles quedaron destruidas y, todavía a esta fecha tienen como techo toldos azules.

Al escuchar expresiones como las del Gobernador nos damos cuenta de cuantos al igual que él, pierden de perspectiva que los países valen por su gente, por su cultura, y no por los bienes de lujo que posean.

Al fin y al cabo, si por destartalado fuese, aquí habría que ponerle el sello a muchas de las agencias y los servicios que proveen, que ciertamente podrían describirse como que están “ descompuestos, desproporcionados y sin orden”, como dice la definición de destartalado.

Así, que sugiero se apliquen la frase y planifiquen como sacar a este país del desmantelamiento que nos cobija al tener un gobierno destartalado. Esto sería un gran paso para encaminarnos hacia el desarrollo de una mejor sociedad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s