Michelle Colón: oportuna gesta en pro de la autoestima loiceña

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura-Editorial

Varios medios han reseñado que Michelle Colón es “la segunda negra” que representará a Puerto Rico en el certamen Miss Universo.

Otros pretenden eclipsar su gesta con los argumentos de su ascendencia dominicana y nacimiento en Bayamón. Tampoco faltan los que han reaccionado sorprendidos ante el hecho de que reside en Loíza, como si de este pueblo costero de una fuerte herencia africana no saliera nada bueno.

Ignoran, parafraseando el eslogan de una conocida marca, que si es de Loíza tiene que ser bueno. Loíza, el único municipio costero que podría desaparecer del mapa si es impactado por un tsunami, se distingue por su aportación a las artes, la salud, educación, el derecho, la música, la gastronomía y la cultura.

El brillo de Michelle Colón no es casual ni accidental. Es resultado de perseverancia, dedicación y disciplina. Cualidades que distinguen a loiceños como Lula de Jesús, Lcdo Marcos Rivera, Samuel Lind, Modesto Lacén, Juan Fuentes Molina, Raúl Ayala, William Cepeda, Maricruz Rivera Clemente, Marcos Peñaloza Pica, Paquito Pérez, la polifacética Gladys Rivera, el joven Johndee Canales y la propia alcaldesa Julia Nazario Fuentes.

Michelle Colón ha contado con el entusiasta respaldo de Nazario Fuentes y se ven los frutos porque la juventud que se atiende echa pa’ lante.

La selección de Michelle como Miss Universe Puerto Rico y su eventual coronación como reina de belleza universal es oportuna para elevar la autoestima de muchos loiceños que lamentan los estigmas y prejuicios de medios que destacan que es un pueblo que no se puede visitar por la ola criminal que lo azota.

Michelle Colón.

No reportan que en todos los pueblos hay guerras entre los puntos de drogas y, por motivos hasta posiblemente de discriminación racial, lo que acontece criminalmente en Loíza se saca de proporción y se cubre con exageración.

Loíza es un pueblo de gente noble, decente, talentosa y muy hospitalaria. Del sector Jobos en Medianía son mis abuelos y mi padre. En Loíza trabajo como Neurocoach y en mi práctica he descubierto el potencial de su niñez y juventud.

Cómo Michelle Colón, la juventud loiceña necesita oportunidades de estudio y empleo. No hay excusas. Aún no se desarrolla la tan cacareada Escuela Hotelera; aún no se promueve y fomenta el desarrollo vocacional; aún no se capitaliza la cultura como corresponde y aún no se incentiva la agricultura y una industria pesquera municipal, entre tantas posibilidades.

Hoy Michelle Colón es motivo de celebración. Es un signo de encuentro y unidad. Una señal inequívoca de que no hay límites cuando se confía en uno mismo.

Al medio que intentó eclipsar su triunfo con lo de negra y dominicana, cuando Michelle se corone no hay duda de que terminará de integrar a otros sectores de la marginalidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s