Escandalosa crónica del ardid financiero de las aseguradoras de salud en contra de tu vida

Periodista Fátima Seda Barletta

Prensa sin censura-Opinión

¡PELIGRO! ¡Grave peligro! Acudí a mi doctor para una cita de seguimiento, tras unas pruebas rutinarias, de esas que exige el plan médico. Concienzudo e inteligente como es, comienza a preguntarme sobre un documento amarillo que tiene en sus manos: «¿Cómo está su diabetes?» «Doctor,» le contesto, «nunca he padecido de diabetes.» «Aquí dice que usted padece de coágulos…» «Doctor,» vuelvo yo, «nunca he padecido de coágulos». «También dice que usted estuvo internada en Capistrano…»

Muy alarmada, entendiendo que está leyendo del expediente de otra paciente, le aclaro: «Doctor, yo soy Fátima Seda, ¿se acuerda?» Y me remuevo la mascarilla para que me vea. El doctor, muy calmado, me revela: «Si doña Fátima, pero este documento me lo envio SSS y tiene su nombre, mírelo.»

Confieso que quedé estupefacta. Esta es la segunda vez que el plan Triple S envía a un médico información falsa, equivocada y peligrosa sobre mi persona. Ese documento amarillo, es una nueva estratagema para sacarle más dinero a Medicare, no para cada paciente, sino con cada paciente.

Una estratagema peligrosísima, porque si este buen doctor, cargado de trabajo y apurado como están todos ahora con la pandemia, no lee el documento y meramente lo firma, si no lo discute conmigo, quizás me mata.

El doctor me hubiese recetado medicamentos para licuar mi sangre que pueden causar hemorragias, medicamentos que bajarían mis niveles de azúcar hasta llevarme a la inconsciencia, o medicamentos para desórdenes emocionales o mentales que -gracias a Dios- no he tenido, pero que pueden llevar al delirio, a la desorientación total o al suicidio.

Sobre todo, causan hábito. Cortesía de Triple S.
Recalco, cortesía de Triple S en su afán de sacarle más pesitos a Medicare. No que los demas planes advantage sean mejores. En el 2020, tanto Triple S como MMM recibieron multas por sus manejos con los dineros del Medicare. Hace muy poco, tanto Triple S como MMM volvieron a ser multados por la forma en que manejan los planes advantage, los que cubren a los ancianos como usted y como yo, o a su mamá, su tía, su vecino…

La lista es larga en un país que envejece y no se renueva. De hecho, a Triple S lo multaron porque no deja llegar a los pacientes asociados el 85 porciento del dinero que Medicare le asigna.

Lease que con todas las cancioncitas para atraerlo, con las supuestas ofertas de muchos productos OTC, con viajes para aquí y para allá, todavía retienen el 85 porciento de lo que debiera estar recibiendo el paciente.

No me extraña. Hace poco escribí sobre el anuncio engañoso que tiene Triple S, en contubernio con Walgreens, donde se le dice al asociado que vaya a buscar los productos OTC sin problemas, cuando en realidad se le obliga a volver al otro día para recogerlos. Traducido a que si tiene usted diarreas y necesita Pepto Bismol, se puede deshidratar durante las 24 largas horas sin poder detenerlas, o si tiene un dolor de cabeza, aguanta como macho 24 horas de dolor, porque según Triple S y Walgreens, es tan «complicado» procesar ese producto, que les toma 24 horas. ¿Dónde dice en sus anuncios que sera así? El anuncio es engañoso, pero el gobierno de aquí…


Llega en pocos días la época de renovar su plan o de cambiar de caballo. Querría decirle que uno es mejor que otro, pero mentiría como ellos. Le tengo que recomendar que solicite ver el papel amarillo -en el caso de Triple S- en su expediente y que coteje seriamente con su médico aquello de que supuestamente padece usted. Piense en lo peor, en que el contenido de ese documento puede y va a llevarlo a un hospital, o hará que un hospital se equivoque crasamente en su tratamiento.

Entonces, cuando sus parientes se sientan tentados a demandar, el plan se saldrá con la suya meramente alegando: «Ah, pero su doctor firmó el documento como que usted padece de esas enfermedades!» ¡Tan tan!

Va más allá: piense que tiene un accidente donde hay duda sobre su proceder, y un abogado listo encuentra que usted veraneaba en clínicas para desórdenes mentales como el Capistrano mentado…

Pueden quitarle la licencia, pueden meterlo en una de esas instituciones y puede perder su patrimonio, porque no debía estar conduciendo -con o sin- los medicamentos para estabilizarlo mentalmente. ¡Tan tan! Huele a peligro y es su plan quien se lo provoca. ¡Quién lo diría!

Un comentario en “Escandalosa crónica del ardid financiero de las aseguradoras de salud en contra de tu vida

Responder a María Magdalena Fernández Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s