Jasmine no necesita hablar español para ser Boricua

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura-Opinión

Jasmine Quinn, que se acaba de abrazar a la historia al conquistar Oro en la prueba de 100 metros con vallas en los Juegos Olímpicos en Tokio, no necesita hablar español para ser boricua ni tampoco tiene que residir en Puerto Rico para ser una digna y legítima representación de la Patria en el evento deportivo de mayor lustre global e internacional.

Jasmine, que para afirmar su orgullo e identidad boricua optó por anteponer en su nombre el apellido Camacho de su madre María, de Trujillo Alto, es un ejemplo contundente de reafirmación nacional.

La diáspora boricua en Estados Unidos es la Patria extendida, con sobre cinco millones de puertorriqueños dispersos por los 50 estados, muchísimos emigrantes y muchísimos hijos de las hermanas y hermanos que emigraron décadas atrás que hoy no hablan chispa de español.

Eso no hace a Jasmine menos boricua. Puerto Rico es su Matria porque es la tierra de su Madre y es su Nación porque es el lar donde nació su mamá.

Otros reniegan de su bandera y se distraen con sueños de anexión, pero Jasmine no solo lleva la Monoestrellada tatuada en su antebrazo derecho, sino que la lleva impresa en su corazón.

Personifica la reveladora expresión antropológica y espiritual del ser Boricua, aunque hubiera nacido en Plutón. Y en el camino de la consolidación de su identidad, según reportajes de la prensa internacional, ha dejado de ganar mucho dinero y auspicios como parte de la delegación norteamericana para, en una decisión política y en consonancia con su identidad, competir por Puerto Rico y arroparse hoy con la Insignia Patria tras establecer una nueva marca en la semifinal y alzarse anoche con la Medalla de Oro en la final.

Gracias a Jasmine se escuchó y se escuchará “La Borinqueña” en Tokio y por el mundo entero. Con su contagiosa alegría y jovialidad, Jasmine articulará su Amor y respeto por Borinquen en el idioma que domina: inglés.

E interpelando conciencias, ya invita a una seria introspección a aquellas y aquellos que sin dominar una lengua u la otra reniegan de su nacionalismo (sí, porque la Nación es el lugar donde se nace) y por complejos de inferioridad, pobreza de espíritu o por una hipócrita conveniencia, disimulan su baja autoestima y desconocimiento de sí mismas y sí mismos con la pecosa.

¡Gracias Jasmine CAMACHO-Quinn por honrar la Patria en la presente coyuntura política de gentrificación, usurpación y asimilación que nos liquida! ¡Gracias por comunicarle al Universo que Puerto Rico existe y resiste!

Post data

¡Sufre Gigi!

Jasmine Camacho-Quinn. (Foto/Facebook)

Un comentario en “Jasmine no necesita hablar español para ser Boricua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s