De parranda con Chevy, el Pitirre de la Salsa

JAIME TORRES TORRES

PRENSA SIN CENSURA

Es el primer disco navideño que se publica en una temporada en que serán escasos los lanzamientos.

El concepto de “Atacando en Navidad” es el rescate de la tradición de la trulla.

Es una invitación a salir de parranda con un pitirre llamado Chevy, como apodan al joven trovador que inició su carrera como exponente infantil de la canción campesina y que años recientes orienta su taller a la salsa.

Radicado en Georgia, el cantautor comparte la evocación de lasvivencias de la Navidad que su madre Zaida Pérez, ya fallecida, y su padre David Flores inculcaron en su niñez.

Es una nostálgica alegoría de tiempos idos porque, sin reprimir sus sentimientos, le canta en bolero y salsa a su fenecida madre, con la esperanza de cicatrizar la herida de su ausencia física.

Así la propuesta de Chevy adquiere el matiz de una historia de alegrías y tristezas con un final feliz enmarcada en la Navidad y la tradición parrandera.

La composición “Navidad sin parranda” es una expresión sincera de sus sentimientos y se añade al cancionero de “Triste Navidad”, “Navidad sin ti” y otros boleros inspirados en las pérdidas, que son más difíciles de sobrellevar precisamente durante las fiestas de fin de año.

“Mi mamá falleció en enero de este año. Un año antes se enfermó y se pensó que iba a suceder. Ahí compongo esta canción, pensando en que sería el primer año sin ella. Una persona que unía a la familia. Todo giraba alrededor de ella. Las reuniones familiares navideñas y todo comenzaba en su casa”, revela Chevy, quien envía letra y melodía a Willie Melo en Venezuela para su arreglo musical en salsa, con la curiosa experiencia de que su padre también fallece en el proceso.

“Tenemos Willie y yo la afinidad de que nos sucede esto en la vida y tratamos de reconstruir con esta canción”.

Como propone en un interludio que titula “Resignación”, al final la producción recupera su aire de algarabía y festividad, evidente en la secuencia inicial de “Arbolito de Navidad”, “Compay no se me raje”, “Cristo es la Navidad” y que, tras la nota melancólica, continúa con “Atacando en Navidad”, “El mahón apretao y la camisa colorá”, “El rabito” y “Cantando venimos, cantando nos vamos”.

“En 2019 lancé “Arbolito de Navidad” y “Compay no se me raje”. No lo vi como el lanzamiento de dos sencillos, sino como una continuidad. En 2020 comencé a componer y a escoger los arreglistas. En 2021 comienza poco a poco el proceso de grabación. La idea fue compartir lo que es la parranda para mí, desde niño y lo que significaron los parranderos para mí, de mi familia, otras personas y las experiencias que adquirí de mis trovadores y cantantes favoritos”, explica Chevy, quien se desarrolla en la salsa durante sus años en la milicia.

Hoy Chevy define la parranda como un gesto de alegría; como un detalle de camaradería y una expresión cultural. Promueve la parranda y aunque está en peligro de extinción, Chevy se ha ocupado de exponer a sus hijos a esta tradición navideña.

“Recuerdo cuando vivía en Nueva Jersey y en Chicago, como en mi niñez nos reuníamos en casa de mi abuelo, que tocaba cuatro, y mi papá cantaba, tocaba güiro y mi tío la guitarra, y cómo comenzaba todo para decidir a qué casa iríamos después. Al final, en una nevada en Nueva Jersey, terminábamos 50 carros, buscando dónde estacionarse. Y todas esas personas felices y contentas de recibir la parranda sin avisar porque para esos tiempos no se avisaban”.

El cd “Atacando en Navidad” se consigue en eBay, Amazon y directamente con Chevy en sus redes sociales. En un año de pocos discos, su propuesta ya despierta el interés de boricuas de la banda allá y la banda acá.

“El año pasado muchos salseros lanzaron álbumes completos. Este no ha sido igual. La responsabilidad de llevar la parranda a cada casa es mi idea. A lo mejor no te puedo visitar a tu casa, pero con este disco puedo llegar a cada hogar, amigo y familiar. Hay quienes piensan que esto es un suicidio musical, pero para mí no es así. Es la oportunidad de llevar mi parranda a todas las personas que me escriben de Arizona, California y México. Boricuas que radican allá y ya la parranda les llegó y la están disfrutando”, finaliza Chevy, a quien acompaña en el instrumento nacional de Puerto Rico Orlando ‘El Mostro’ Santiago.

Chevy, El Pitirre de la Salsa.

*********************************************

Prensa Sin Censura opera al margen del capital. Sus donativos son bienvenidos: por ATH Móvil al 787-448-2802 y por PayPal a jaimetorrestorres@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s