Acusado por promover y presentar peleas de perros

Un gran jurado federal en el Distrito de Puerto Rico acusó a Antonio Casillas-Montero, también conocido como Stone City Kennel, por conspiración para violar la Ley de Bienestar Animal.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, la Oficina del Inspector General (USDA OIG), así como la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas, Homeland Security Investigations (ICE HSI) están a cargo de la investigación con la colaboración de la Oficina de Bienestar y Protección de Animales de Puerto Rico, entre otras entidades.

«La lucha de perros por el entretenimiento y el beneficio es el negocio organizado y atroz de criar y acondicionar perros para luchar entre sí hasta que un perro mate al otro», dijo el jefe de Fiscalía Federal, W. Stephen Muldrow.

“Más allá del sufrimiento innecesario que inflige a los animales, exige un peaje a los refugios de animales locales, a las organizaciones humanitarias y a las personas en general. Este arresto pone fin a la participación del acusado durante décadas en este negocio ilegal, y esperamos disuadir a otros que buscan beneficiarse de obligar a los animales a luchar hasta la muerte».

«Poner a los perros a luchar, en algunas ocasiones hasta la muerte, no es solo un delito federal, sino que también es cruel y despreciable», dijo la agente especial interina a cargo de Homeland Security Investigations (HSI), Rebecca González-Ramos. «HSI permanecerá vigilante y apoyará a nuestros socios de aplicación de la ley para llevar ante la justicia a quienes cometen estos crímenes atroces».

Según documentos judiciales, Casillas y sus co-conspiradores (incluido uno que ha estado viviendo en Florida) han operado durante más de 30 años en Puerto Rico y en otros lugares «Stone City Kennel», que cría y lucha contra perros tipo pit-bull en los Estados Unidos e internacionalmente.

Stone City Kennel ha participado en más de 150 peleas de perros en lugares que han incluido Puerto Rico, México, Ecuador, Perú, República Dominicana, Nueva Jersey y Nueva York.

En 2020, Casillas explicó que Stone City es «Yo [y] mi pareja en Florida». Según Casillas, no «recoge» perros durante las peleas, lo que significa que no elimina a un perro perdedor de una pelea.

Durante el curso de la conspiración, Casillas entrenó perros en Puerto Rico para peleas. Esto incluyó el uso de esteroides en los perros de lucha, incluyendo winstrol, metenolona y sustanon. Casillas también encadenaría perros tipo pit-bull para pisar molinos para caminar o correr por millas.

Casillas a veces envíaba a sus perros fuera de los Estados Unidos para ser condicionados a la pelea. Esto incluía el envío de perros a St. Croix y Ecuador. Algunas de las razones fueron, según Casillas, el riesgo asociado con el acondicionamiento de los perros en los Estados Unidos y que tenía amigos en el extranjero que trabajaban bien con los perros.

La República Dominicana fue el lugar de varias peleas de perros, donde viajó Casillas. Después de una pelea en Santo Domingo, explicó que su perro murió después de que «se golpeara con un sangrado en la nariz que nunca se detuvo». Las peleas de perros podrían durar más de una hora.

El acusado vendió perros tipo pit-bull para empresas de lucha contra animales, incluida una «campeona» femenina (un perro que ha ganado alrededor de tres peleas) por aproximadamente 20.000 dólares. Se negociaron otras ventas de perros por precios que oscilaban entre 1.000 y 10.000 dólares, con envío a los Estados Unidos continentales a través de carga aérea por 200 dólares, además de los gastos veterinarios y de perrera. Casillas alentó a los compradores potenciales a volar a Puerto Rico para recoger a los perros en su poder.

El 6 de octubre de 2022, se encontraron cuatro perros tipo bóxers encadenados a estacas en el suelo cerca de barriles volcados en una propiedad asociada con Casillas en Humacao, Puerto Rico.

Si es condenado, Casillas se enfrenta a hasta cinco años de prisión.

Si tiene información sobre peleas de perros o crueldad con animales, llame a la Oficina del Coordinador de la Ley 154 de PRPB al (787)793-1234, extensiones 3128 y 3131.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s