Universitario se declara culpable de acoso cibernético

Estudiante que hackeó más de una docena de cuentas de correo electrónico y Snapchat de alumnas de la Universidad de Puerto Rico se declara culpable de acoso cibernético

El 13 de julio de 2022, Iván Santell-Velázquez se declaró culpable de acoso cibernético ante la jueza del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Silvia Carreño-Coll, en violación de 18 U.S.C. § 2261A(2), anunció W. Stephen Muldrow, Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico.

De acuerdo con la estipulación de los hechos de las partes, Santell-Velázquez, mientras estudiaba en la Universidad de Puerto Rico en Cayey, envió correos electrónicos no autorizados a la facultad, la administración y los estudiantes bajo el alias “Slay3r_r00t”. Santell apuntó a más de 100 cuentas de correo electrónico de estudiantes y entró con éxito en varias cuentas de correo electrónico de universidades, recopilando información personal a través de esquemas de suplantación de identidad y suplantación de identidad. Además, entre 2019 y 2021, Santell-Velázquez pirateó las cuentas de Snapchat de varias estudiantes, algunas de las cuales contenían imágenes de desnudos que compartió con terceros que publicaron las imágenes en línea.

Después de que Santell-Velázquez irrumpió en la cuenta de Snapchat de una víctima, comenzó a recibir mensajes de texto acosadores con sus fotos íntimas. Las fotos de desnudos robadas de la cuenta de Snapchat de la víctima se publicaron en Twitter y en una página de Facebook.

El acuerdo de culpabilidad abarca a 15 mujeres víctimas de la conducta de Santell-Velázquez, así como a la Universidad de Puerto Rico.

“Este individuo participó en esquemas de suplantación de identidad y suplantación de identidad para robar información”, dijo el fiscal federal Muldrow. “Acosó a numerosas mujeres con las fotos de desnudos que les robó y, en algunos casos, las publicó. Este caso demuestra la importancia de salvaguardar la información personal y las contraseñas, especialmente en respuesta a correos electrónicos y mensajes de texto sospechosos”.

“Las personas que se involucran en este tipo de comportamiento saben que lo que están haciendo está mal y saben que están causando un gran daño a sus víctimas. Lo que quiero que todos sepan es que no solo está mal, es un delito federal que el FBI no tolerará”, dijo Joseph González, Agente Especial a Cargo de la Oficina de Campo del FBI en San Juan. “Quiero instar a todos los que han sido víctimas de este delito a que lo denuncien de inmediato llamando al 787-987-6500 o visitando tips.FBI.gov”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s