Solidarias con las Madres que sufren el flagelo de las guerras

Por Dra. Sonia Santiago

Portavoz de Madres contra la guerra

El mundo sufre actualmente muchos conflictos bélicos . Hoy vemos el horror que causan las guerras: lo vemos en Ucrania, Rusia, Palestina, Siria, Yemen y en otros lugares de nuestra madre tierra.

Las madres y familias boricuas amantes de la paz realizamos este acto simbólico abrazando a esas madres y familias dolientes en campos de guerra. Nos informa la ONU que en Ucrania hay más de 13 millones de personas desplazadas, seis millones de refugiados y miles de muertos y heridos.

La región de Donbás libra una guerra desde 2014. Desde entonces, son miles los fallecidos, rusos y ucranianos.

En Palestina han muerto 24 palestinos en las pasadas dos semanas. En Etiopía han muerto medio millón de personas en los pasados 16 meses, según Amnistía Internacional. En los pasados ocho años cientos de yemeníes han muerto víctimas de bombas enviadas por aviones de guerra no tripulados estadounidenses y sauditas.

En Siria ocurre igual. Afganistán libra una sangrienta lucha interna después de la salida de Estados Unidos tras 20 años de guerra. Mozambique, Myanmar, Mali, Burkina Faso y el Congo sufren también los estragos de las guerras. Estas guerras son por la obtención del poder y control geopolítico; por la usurpación de recursos naturales y por el lucro de la industria de la guerra.

El presidente Dwight D. Eisenhower advirtió en su discurso de despedida en 1961 que: “En los consejos de gobierno, debemos evitar la compra de influencias injustificadas, ya sea buscadas o no, por el complejo industrial-militar.” Ese complejo militar industrial dicta en gran medida las incursiones en guerras, por el afán de lucro de los que hacen dinero con las guerras: los inversores del complejo militar industrial: los que venden armamentos y aviones de guerra no tripulados, los que se lucran con el petróleo , el gas, el agua, los minerales y otros recursos naturales de los pueblos ocupados. Queremos destacar que los miles de millones de dólares en armamentos y equipo bélico que están siendo enviados por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y por Estados Unidos representa unas ganancias exhorbitantes para los inversionistas de ese complejo militar industrial. Los esfuerzos de las naciones amantes de la paz deben ir dirigidos a una real intervención diplomática, sin asumir posturas belicistas para poder lograr credibilidad, sana conviviencia y paz .

Nos preocupan las recientes declaraciones de la OTAN acerca de su ‘habilidad para prepararse aumentando su capacidad química y nuclear”. Francia, el Reino Unido , Estados Unidos y Rusia poseen 12,000 armas nucleares que pueden destruir toda vida en nuestro planeta. Imaginemos que esa capacidad bélica le fuera dada a las madres de esta tierra. Seguramente nos encaminaríamos a garantizar alimentos, viviendas, educación y salud para nuestra prole.

Las madres creamos vida. Protegemos y luchamos por lograr calidad de vida en nuestros hogares. Desde Puerto Rico abrazamos a las madres que desde sus países en guerra tratan de lograrlo también. Porque la maternidad es vida y la guerra es muerte, luchamos por la paz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s