Alianza Indígena por la salvación de Caguana en Utuado

En repudio a la Resolución Conjunta del Senado 45 (RCS 45), la ALIANZA INDÍGENA BORICUA EN RESISTENCIA convoca a una manifestación el martes 19 de abril de 2022, comenzando a las 10:00 a.m., en el lado norte del Capitolio.

La Alianza Indígena Boricua En Resistencia (AIBER), compuesta por varias organizaciones, colectivos y comunidades del Pueblo Indígena de Borikén, su Diáspora y el Caribe, apoyada por la sociedad civil puertorriqueña, se opone contundentemente a la RCS 45.

Dicha medida propone la transferencia de la titularidad de los terrenos, instalaciones y edificaciones del Centro Ceremonial Indígena de Caguana (CCIC) al Municipio de Utuado, arrebatándole la jurisdicción y presupuesto al Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). Esta resolución se presenta aún con la oposición del ICP, única agencia estatal designada para resguardar el CCIC.

La resolución intenta cumplir con la Ley 26-2017, conocida como Ley de Cumplimiento con el Plan Fiscal, la cual sólo busca redirigir fondos del estado al pago de una deuda no auditada e ilegal.

Por lo tanto, la RCS 45 es simplemente otra medida de austeridad para nuestro pueblo, que atropella a la única agencia capacitada para preservar y conservar el Patrimonio Histórico y Cultural de Puerto Rico y pone en riesgo nuestra herencia Indígena.

Alegan que con el traspaso de titularidad, el CCIC podría “lograr su máximo potencial de uso en beneficio del desarrollo económico”. Ignoran que el CCIC no es un producto del mercado, es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de las Antillas y el Caribe y por ende, su valor no es monetario, sino histórico, arqueológico, cultural y espiritual, tanto para el Pueblo Indígena de Borikén y del Caribe, como para el resto de la nación puertorriqueña.

Además, el estado ha tenido la osadía de comenzar estos procedimientos sin una consulta transparente con el Pueblo Indígena, menospreciando el uso e importancia espiritual, ceremonial, recreativa y cultural del CCIC para este sector de la sociedad Puertorriqueña. Esto constituye una violación crasa de derechos humanos, según estipulado por las Naciones Unidas (ONU) en el Artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la Declaración de Derechos de los Pueblos Indígenas y en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

La transferencia del CCIC de manos estatales a municipales, podría poner en riesgo medidas que salvaguardan el manejo eficiente y confiable de este recurso invaluable para la identidad y cultura boricua. De aprobarse esta resolución, el senado de Puerto Rico estaría atentando contra la preservación y conservación, a perpetuidad, de Caguana.

El Pueblo Indígena de Borikén, de la Diáspora y del Caribe, apoyado por miembros de la sociedad civil puertorriqueña, exige un cese inmediato del procedimiento de votación o que se derrote la RCS 45 y solicita que se convoque a un proceso consultivo, transparente y de consenso, para dilucidar todo lo relacionado al Centro Ceremonial Indígena de Caguana y a todos los asuntos que conciernen al Pueblo Indígena de Borikén, parte esencial de nuestra herencia e identidad como Nación Boricua-Puertorriqueña.

Foto/Mar Parrilla

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s