Prestigiosa Economista boricua reacciona a la falta de paciencia de la jueza Laura Taylor Swain

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

La jueza Laura Taylor Swain dijo que se le acaba la paciencia al rechazar el pedido de la Junta de Control Fiscal (JCF) de posponer las vistas de confirmación del Plan de Ajuste de Deuda (PAD) del gobierno central.

Eso significa una presión fuerte para que Cámara y Senado lleguen a un consenso y aprueben el Plan de Ajuste que beneficia a los bonistas en menoscabo de los servicios esenciales que el gobierno central debe garantizar al Pueblo puertorriqueño en otro capítulo de un entramado que, de ser aprobado, acabará con las pensiones de los retirados y sentenciará a la pobreza a la clase trabajadora.

“El querer establecer una fecha como límite y no aceptar que hace falta tiempo para integrar al plan de la JCF los cambios que queremos, es ubicarse de parte de lo bonistas e inclinar la balanza hacia ellos. Es cuestionable que una jueza no pueda aceptar que elementos en ese plan le crean problemas al pueblo, que atenta contra los retirados y los jóvenes que reciben los efectos”, dijo con exclusividad a Prensa sin censura la Dra. Martha Quiñones Domínguez, ex presidenta de la Asociación de Economistas de Puerto Rico y catedrática del Recinto de Arecibo de la Universidad de Puerto Rico.

“Una jueza que cree que este tipo de negociación es rápido es desconocer que hace falta discusión, análisis, estudios y crear condiciones. Es no reconocer que la JCF impone criterios pero no investiga y ella debe decirle que le lleven la evidencia que demuestre que estaremos mejor y que saldremos de la quiebra”, sostuvo Quiñones Domínguez.

La catedrática del Recinto de Arecibo de la Universidad de Puerto Rico recordó que los trabajadores y retirados miran con suspicacia las afirmaciones de la Junta de Control Fiscal, no pocas veces contradictorias.

“Queremos decirle que este pueblo no confía en la JCF y queremos que cambie el plan e incluya nuestras peticiones. Si quieren el préstamo para negociar debe aceptar lo que el pueblo exige. Pues quién legisla por el pueblo no es la JCF, en especial en una democracia”.

Reiteró que “es un asunto serio”, que en una coyuntura histórica “define cómo vamos a responder como pueblo al problema de la deuda”.

La doctora en Economía añadió que “es sensitivo al entrar en juego muchas partidas, como salud, educación y seguridad social, que afecta el desarrollo económico y social o partidas que afectan el crecimiento económico de hoy y el futuro”.

Sostuvo que es una situación que coloca en riesgo la capacidad de cumplir con la sociedad y los bonistas. “No es una negociación a puertas cerradas es un compromiso con el pueblo. Por eso exigimos que se discuta públicamente, que las personas entiendan los riesgos, y que acepten o rechacen ese plan con información y conocimiento. Que se estudien los efectos positivos y negativos para que la gente tenga información y que los bonistas sepan que somos un pueblo responsable y que entiende y asume sus decisiones. Ya se acabó el tiempo donde los legisladores y el gobernador deciden a puertas cerradas y de espalda al pueblo decisiones que son riesgosas”.

Quiñones Domínguez puntualizó que el Pueblo luchará para que se excluya la deuda ilegal de la negociación. “Es importante que los bonistas sepan que nosotros queremos que se saque la deuda ilegal de esa negociación y que no se firma si no hay garantías. No creemos en la JCF y queremos que lo que esté en el plan represente la voz y el consenso del pueblo”.

La ex presidenta de la Asociación de Economistas de Puerto Rico estableció un paralelismo histórico con la huelga de los obreros de la industria azucarera que en la década de 1930 fueron traicionados por los políticos de entonces.

“Esto se parece a lo que sucedió en 1930 con los huelguistas de la azúcar y los políticos que negociaron cosas que no beneficiaba a los trabajadores. Y buscaron un líder que los representaba: Pedro Albizu Campos, porque los políticos aprobaron algo que afectaba al pueblo y sin consulta. Los políticos alegaron que debían firmar por el bien de Puerto Rico, pero era por el bien de los empresarios ausentes que defendían sus negocios Entonces la negociación se puso difícil. Estamos repitiendo esquemas de principio de siglo XX”, recordó la reconocida doctora en Economía y Planificación.

Mientras, varias organizaciones sindicales, civiles, profesionales y comunitarias convocaron a un paro frente al Capitolio este martes 26 de octubre a las 3pm, anticipando que la Cámara de Representantes y el Senado, presididos por Rafael ‘Tatito’ Hernández y José Luis Dalmau, respectivamente, cederán a las presiones de la Junta de Control Fiscal.

Laura Taylor Swain.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s