Preocupados en UPR Arecibo por casos de Covid y distanciamiento físico en salones

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura-Noticias

Las muertes por Covid-19 y los contagios con la variante Delta se multiplican de manera alarmante en Puerto Rico y, aparte de las oficinas gubernamentales, las escuelas y las instituciones penales del País, la peste llegó a universidades, impactando dramáticamente al Recinto de Arecibo de la Universidad de Puerto Rico (UPRA).

Así lo revelo a Prensa sin censura el Dr. José F. Alberty Monroig, catedrático de Humanidades de UPRA, a cuyo rector, Dr. Carlos Andújar Rojas le remitió una extensa carta planteando las preocupaciones de la comunidad universitaria con la prevención de la propagación del virus.

“El mensaje de la administración de la UPR Arecibo es que nosotros somos anti científicos, escépticos e incrédulos. Eso sale prácticamente en la carta del señor rector a la comunidad universitaria el 26 de agosto, donde llama a los profesores que no se están reportando a clases por la situación del poco distanciamiento físico que hay entre los salones y le pone esos adjetivos”, plantea el Dr. Alberty.

El problema surge en agosto de camino al inicio del nuevo curso presencial. Profesores advirtieron que las pantallas electrónicas no estarían listas en agosto para cumplir con las clases semi presenciales, donde 10 de 30 estudiantes asisten al aula y el resto a través de las p;plataformas virtuales.

“No han llegado las pantallas o pizarras electrónicas ni las mascarillas especiales para que los profesores puedan dar sus clases”.

Tras varias querellas, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Puerto Rico (OSHA) inspeccionó la UPR Arecibo, constatando que no había tal distanciamiento físico. OSHA tiene el poder para fijar responsabilidades.

En Arecibo un 90% de las clases son presenciales; en Cayey, 98%; Río Piedras, entre un 7 y 10%; y Mayagüez cerca de 66%.

“Los salones de los recintos pequeños están abarrotados de estudiantes. Cayey también levantó una querella en OSHA. Hemos alertado en los medios sobre el incumplimiento en el distanciamiento físico dentro de nuestros respectivos salones”.

Sobre casos positivos a Covid-19 en UPRA, Alberty recordó que la estadística la controla la administración universitaria a través del oficial de salud y seguridad, pero aseguró que tiene testimonios de estudiantes positivos.

“Parte del problema que tenemos es que, por ejemplo, un estudiante me escribe para excusarse porque salió positivo y el propio estudiante en el email me dice que le dijeron que no dijera a los profesores que salió positivo a Covid para no causar pánico. A estas alturas no tengo una carta del Decanato de Estudiantes que confirme que salió positivo a Covid y uno ve estudiantes que dieron positivo y regresaron al salón, pero a nivel del protocolo no se sabe si ni siquiera cumplió con la cuarentena”.

El miércoles un joven se quejó de que se sentía mal y tuvieron que sacarlo del salón, pero luego entraron dos grupos o sesiones de clases, sin la desinfección correspondiente.

“Le pregunté a mis estudiantes sobre la limpieza y me dicen que a veces limpian entre clases o si acaso al final del día. Lo que me preocupa también es la posición de la administración. El señor rector cuando estuvo en televisión insistió en los purificadores de aire, que era su arma secreta contra el Covid”, abunda el Dr. Alberty, que a preguntas especificas de este medio admitió sentirse inseguro cuando asiste al recinto a impartir clases.

“No solo yo. Se hicieron encuestas entre los estudiantes que revelan que masivamente no se sienten seguros. El problema estriba también en que la UPR cuando se da cuenta que no podemos estar semi-presencial nos empuja a presencial”.

También le preocupa la laxitud con el protocolo del distanciamiento físico, que en otros ambientes establece seis pies de distancia. “En mi salón son tres pies o menos. La guía dice que si no se pueden guardar los tres pies, se deben establecer barreras físicas. Es interesante además que los propios estudiantes son los que le dicen a los profesores que salieron positivo a Covid”.

Alrededor de 400 estudiantes no han completado el ciclo de vacunación y tampoco unos 150 profesores y empleados no docentes. “Eso de que estamos todos vacunados y estamos entrando al recinto seguros tampoco es real. Ayer (el miércoles) se anunció que se iba a entrar por la subestación eléctrica, donde verificarían quienes tienen la tarjeta de vacunación. Y cuando fui no había guardia ni nada. Son comunicados que sacan, pero no tienen ningún cumplimiento en la realidad. Tenemos gente no solo en UPRA sino en las otras unidades que no se han vacunado”, finalizo Alberty, al afirmar que muchos tampoco entregan semanalmente la prueba negativa de Covid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s