Muerte de Jeiden destapa despelote en la rama judicial

Lcda. Yolanda Rodríguez Torres

Para Prensa sin censura-Opinión

A raíz de la muerte del niño Jeiden Elier Santiago Figueroa, a manos de su padre y de cómo las autoridades pertinentes manejaron este desdichado caso, surge la indignación de todos en el País.

No es casualidad que el mismo día que se celebraron los actos fúnebres de Jeiden, la Hon. Maite Oronoz, Presidenta del Tribunal Supremo, realizara una conferencia de prensa para informar los hallazgos encontrados producto de un Grupo de Trabajo en Casos de Feminicidios. Esto, luego de la muerte de Andrea Ruiz Costas, a manos de su ex pareja.

En síntesis, la juez Oronoz no dijo nada que los que como yo, una vez formamos parte de esa Rama, no supiéramos. El contenido de los hallazgos expresados a los medios de comunicación eran huecos, sin sustancia y cuando se le preguntó a la Juez Presidenta sobre si las actuaciones de la Jueza Ingrid Alvarado, en los casos de Andrea y Jeiden Elier Santiago Figueroa son objeto de investigación y de sus resultados, ésta se limitó a evadir las preguntas y no brindar una respuesta categórica. Es decir, no hubo transparencia en esa conferencia de prensa.

Bien es sabido que la Rama Judicial, al ser sus propios jueces los que se autoevalúan, da margen para encubrir actuaciones de sus propios miembros, en ocasiones, nadie se entera y todo pasa bajo el manto del secretismo.

La transparencia y la rendición de cuentas es exigible a las tres ramas de gobierno. De lo contrario, el País adolece de gobernabilidad.
Ya los tiempos de que los jueces son dioses del Olimpo no funciona y además, para nada abona a los principios básicos de un sistema democrático.

Pero para que el escenario sea más tétrico, el hecho de que el Honorable Carlos G. Salgado Schwarz, Presidente de la Asociación de la Judicatura, se ha incorporado a realizar varios tours mediáticos, debatiendo y atribuyendo culpas a otros en aras de defender a ultranza, las actuaciones de sus compañeras juezas, quienes son objeto de cuestionamientos serios, deja a una perpleja.

Creo que en vez de ayudar en sus intervenciones, a través de los distintos medios de comunicación, le hace un flaco servicio al sistema judicial. A veces sus contestaciones son a destiempo, improvisa y como decimos popularmente, dispara de la baqueta. Yo nunca había visto algo igual. El juez se incorpora en un ‘tete a tete’ con otros funcionarios de otras ramas de gobierno, esa no es su función y sí, deja un mal sabor.

Pensaba haberlo visto todo, pero me equivoqué.
Confieso que durante este periodo de crisis que enfrenta la Rama Judicial, ésta se aleja mucho de la que una vez yo conocí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s