Consideran ‘irresponsables’ declaraciones del Dr. Cabanillas sobre los no vacunados contra el Covid-19

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura-Noticias

Hay medios cuya agenda editorial es el miedo.

Hay otros al servicio absoluto del capital que no cuestionan iniciativas como la del alcalde de Camuy, Gabriel Hernández Rodríguez de incentivar con $100 a los jóvenes entre 12 y 18 años que se vacunen.

Incluso, hay editores de medios influyentes que, ya sea por temor o por ser coherentes con la línea editorial de los dueños, pasan por alto afirmaciones como que es “un homicida involuntario” el que no se vacune contra el Covid-19 y contagie a otras personas.

Eso lo dijo el reconocido oncólogo Fernando Cabanillas en su columna publicada el pasado domingo en El Nuevo Día, pero nadie pareció inmutarse, incluso al tildarlos de “mezquinos” e “irresponsables sociales”.

Las expresiones han indignado a sectores del País que las interpretan como otro intento de presionar a la gente que rehúsa vacunarse a que opte por la inoculación experimental contra el Sars-Cov-2.

Incluso, medios internacionales como CNN en Español han publicado que “las personas no vacunadas son fábricas de variantes” del Covid-19.

Mientras el gobierno identifica la empresa que se llevará la subasta del ‘registro digital’ de los vacunados en Puerto Rico, el medio independiente Prensa sin censura entrevistó a los doctores José W. Rodríguez Zayas, con un doctorado en Inmunología, y Michael J. González, con doctorado en Bioquímica Nutricional.

¿El punto de partida? Si se extralimitó o no el doctor Cabanillas con lo publicado el domingo en El Nuevo Día.

“Esas palabras fueron muy fuertes. Entiendo al doctor y a lo mejor está un poco frustrado con la situación, pero entiendo que no era para tanto porque personas que se vacunen podrían tener el virus y transmitirlo a otras personas, particularmente si están vacunadas y están inmunocomprometidas. Todo el mundo tiene la capacidad de transmitir el virus a otra persona. Si no todos fuéramos homicidas, como dice el doctor. Por eso tenemos que continuar con el distanciamiento y las mascarillas porque lo vamos a transmitir. Esas declaraciones fueron muy fuertes. Y si el vacunado tiene derechos, el no vacunado también”, reaccionó el doctor Rodríguez Zayas.

Una persona vacunada puede contagiarse y contagiar a otros. La flexibilidad de la nueva orden ejecutiva del gobernador Pedro Pierluisi, que releva del uso de mascarillas a las personas que han recibido las dos dosis, pudiera empeorar el panorama, ahora que la variante Delta se propaga en Puerto Rico.

“No porque nos vacunemos somos invencibles. Esto no es así. Hay que protegerse, seguir con las mascarillas. Unas personas lo pueden transmitir más rápido que otras personas. Este virus no es de confiar”.

No es vacuna, es técnica genética

El doctor en Bioquímica Nutricional, Michael J. González considera “irresponsables” los comentarios del Dr. Fernando Cabanillas en su columna Consejos de Cabecera, publicada el domingo por un rotativo de circulación general.

“Me da mucha pena porque él es un profesional de gran categoría y que tenga ese pensar no es un pensar científico. Para mí no es una vacuna. No llena los requisitos, más bien es una técnica genética porque lo que hace es que tu cuerpo cree las espigas y que el cuerpo en esa idea crea anticuerpos contra esa espiga. Eso trae una situación problemática en el sentido de que la persona (el vacunado) permite que el cuerpo crea el problema porque el problema mayor del virus son las espigas”, sostuvo el Dr. González.

“Creo que es irresponsable decir que esta técnica es segura. No todo el mundo sufre problemas, pero un alto número sí un por eso no se puede decir que son seguras. Hacer una aseveración así es irresponsable”.

El experto en Bioquímica Nutricional aclaró que “se puede conocer mucho de genética, pero no del sistema inmunológico que es demasiado de muy complejo, muy individual de cada persona”.

Reveló que el Grupo Ortomolecular de Médicos Españoles recibe muchísimos pacientes con reacciones adversas a las vacunas.

“Estas supuestas vacunas no están aprobadas por el gobierno federal. Esto tiene un permiso de emergencia. No pueden obligar a ponértela. Es una cosa voluntaria. Cada quien tiene que evaluar su riesgo-beneficio. Uno está creando un tóxico en tu cuerpo. ¿Eso es bueno? ¿Eso es malo? ¿Te va a salvar o no? Cada persona es individual. Esto no es una vacuna como las anteriores que tenías un agente atenuado y creabas una inmunidad más completa. Esto es simplemente una manipulación para tú crear un anticuerpo contra esa espiga”.

Sostuvo que la inmunidad natural es mucho más permanente que la de la técnica genética, que es temporera. Le preocupa la indiferencia con que sectores de los profesionales de la salud han descartado análisis e investigaciones más profundas.

“Mi preocupación es cómo los profesionales de la salud han aceptado esto sin un análisis crítico de cada etapa. Esto se debía analizar de forma más intensa. Hay mucha presión de vacunación. Yo no me he vacunado. Si decido hacerlo o no, es mi problema. Si la vacuna es tan buena como dicen, el que está vacunado no debe preocuparse”.

Fase experimental sin futuro

El doctor José W. Rodríguez Zayas aclaró que es la primera vez en la historia que se usa una vacuna genética contra un virus que, en este caso, cada día sorprende más a la ciencia.

“Estamos en una fase de experimentación y va a tomar unos años hasta que conozcamos bien los efectos de este mecanismo de vacunas. No sabemos qué va a ocurrir a largo plazo. Cualquier cosa puede ocurrir con este tipo de vacuna y tampoco sabemos cómo se comportará el virus”.

Por su parte, el doctor Michael J. González no considera que, al final, la FDA apruebe las vacunas.

“No creo que se vayan a aprobar estas vacunas por el gobierno porque no le es conveniente. A la vez que las apruebe si pasa algún problema puedes demandar. Ahora mismo, si te pasa algo no puedes demandar a nadie”, concluyó González al exhortar a las personas a que se esmeren por alcanzar un sistema inmunológico óptimo mediante una nutrición que incluya vitaminas C, D, Zinc y NAC y cuidándose de las grasas oxidadas presentes en los aceites de canola y maíz, además de limitar el consumo de azúcar y sustituir los productos procesados por más ensaladas y frutas.

Dr. Fernando Cabanillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s