Ricky Rosselló: lo que mal empieza, mal termina

Lcda. Yolanda Rodríguez Torres

Para Prensa sin censura-Opinión

El caso del ex gobernador Ricardo Roselló ante los tribunales, por la impugnación que hiciera el Comisionado Electoral del Partido Proyecto Dignidad sobre si el fracasado ex gobernador cumple o no con los requisitos que impone la Ley sobre Cabilderos en Washington (Número 167 de 2020) es un ejemplo de lo que ocurre cuando se crea un estatuto sin un estudio y consenso serio.

Por otro lado, lo que sucede en el Tribunal, en el caso de la impugnación, no pinta muy bien para el señor Rosselló Nevárez.

La referida Ley dispone como requisitos, en su artículo 8, que para poder ser candidato a cabildero debe ser mayor de edad, dominar el español y el inglés, ser residente de Puerto Rico o Washington DC, entre otros requisitos.

La pregunta o el asunto importante aquí es si Ricardo Rosselló es o no es residente de Puerto Rico. A mí me parece que no. Esto a raíz de lo que ha surgido en la prensa del País y lo que aprendí en la Escuela de Derecho.

Creo que es una burla decir que Rosselló Nevárez tiene su residencia en Puerto Rico ( en la casa de los suegros) cuando éste último se compró una casa de más de un millón de dólares en Virginia y sus hijos asisten a la escuela allá. Además, Ricardo Rosselló trabaja en Virginia y sacó su licencia de conducir en dicho estado. Todas sus gestiones de trabajo y cotidianas las realiza allá, no en Puerto Rico.

Lo que llaman los abogados, existía aquí un animus revertertendis ( intención de regresar) a la Isla. A todas luces, la respuesta es No. A mí me parece que Roselló Nevares tenía el animus manendis ( ànimo de permanecer en Virginia. Ah, hasta que llegó el momento de su elección a nominación directa. Y ahora dice que su residencia es en la casa de los suegros. Leo y escucho ese planteamiento y no me cabe duda que es otra tomadura de pelo.

Todo el escenario cambió, luego de que se supiera que Ricardo Rosselló tenía un movimiento que lo apoyaba en nominación directa para las Elecciones sobre los Cabilderos. Creo que con la controversia de Rosselló Nevárez y por la ausencia de disposiciones legales en la Ley para Crear la Delegación Congresional en Puerto Rico, se le ha complicado el escenario a los que promueven ese movimiento.

Hasta al Gobernador, Pedro Pierluisi, que tanto defendió esa Ley, cayó en la trampa de una legislación que no recoge el sentir de la mayoría de los puertorriqueños y que fue creada e impuesta a la trágala.

No han comenzado las gestiones ‘oficiales’ de los cabilderos, y ya están en guerra con el Gobernador.

Por otro lado, si estos cabilderos van a tener una remuneración económica de $90 mil al año con dinero público, ¿les regirá un Código de Ética? No podemos olvidar que los cabilderos en Washington, como aquí y en otros lugares, están sujetos a sobornos, venta de influencias y corrupción. ¡Pero eso es harina de otro costal!

Sigamos con el caso judicial de Rosselló Nevárez, quien estuvo presente en dicha vista a modo virtual. A preguntas de los abogados y de la jueza, éste último contestaba algunas de las preguntas más álgidas con escuetos ‘No sé’, ‘No recuerdo’…

Por mi experiencia, eso no es bueno para un testigo que en este caso es objeto de la controversia. Sólo nos resta esperar la decisión de la jueza, que se ha reservado el fallo. Otro mal indicio para Rosselló Nevárez.

Lo que sí puedo asegurar es que lo que mal empieza, mal termina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s