Tiranía de vigilancia digital

Por Roberto Torres Collazo

Para Prensa sin censura

Supongamos que alguien lo espía, lo vigila, usa sus datos personales y los vende, lo manipula, se mete en su vida privada sin su autorización, lo engaña, lo controla y usted no se da cuenta, pero un buen día lo descubre, ¿qué usted haría?. Exactamente esas son las actividades que realizan Google, Facebook, WhatsApp, Twitter, Instagran, Amazon, email, mensajes de textos, mensajero, YouTube…. El asunto es tan serio que Pew Research Center informó en el 2019 que el 79 por ciento de los estadounidenses están preocupados sobre sus datos personales recopilados por corporaciones y el gobierno.

No vamos a describir todas las plataformas y técnicas específicas digitales, porque sería imposible en este breve artículo, solamente describiremos tres plataformas donde están muy presentes y que nos parecen relevantes. La o el lector interesado en conocer más detalles puede consultar abajo las referencias, recomendamos especialmente la obra de Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra, diplomático de Estado Mayor, ex-jefe de Contrainteligencia y Seguridad en Estrasburgo, Europa. La vigilancia digital no es nueva, pero debido a la alta tecnología actualmente disponible se ha intensificado y no es exagerado decir que saben más de nosotros que nuestras parejas, madres e hijos.

YouTube

Propiedad de Google. Tiene algoritmos que reproducen automáticamente videos a fines, cuyo fin crear adictos a su unidad digital. De esta manera se extrae millones de nuestros datos personales que son vendidos a las grandes empresas y marcas como Axion Corp. ChoicePoint, Seisint, Verint System, Pricewaterhouse, entre muchas otras, para también bombardearnos con propaganda comercial, de esta forma somos su materia prima sin recibir ninguna remuneración y sin nuestro consentimiento. YouTube es la más propensa a los bulos (Fake News) y las teorías de conspiración debido a que es muy rentable. Se suelen robar y reproducir el contenido de las redes sociales o canales legítimos de noticias que no requieren investigación o comprobación de fuentes y datos. Como no hay que leer mucho, sino ver y escuchar, ha sido uno de los medios favoritos de los políticos para sus campañas. Muestra de esto último, es la campaña presidencial del 2017-18 del neofascista Jair Bolsonaro en Brasil donde se enviaron diariamente miles de Fake News y memes tergiversando el programa y los discursos de su adversario político Fernando Haddad.

Google

Todo el historial de búsqueda se queda en manos de los altos ejecutivos de Google. Una estrategia importante es espiar las personas. Mediante su Sistema de Ubicación Global (GPS, por sus siglas en Inglés), no es la única, saben dónde usted está a cada momento, dónde vive, dónde trabaja, cuántas horas duerme, cuál es su restaurante favorito, a dónde viaja, si se droga, si tiene amante, si se hace el enfermo, sus gustos e intereses personales. Los administradores de Google no necesitan que tengamos conexión o esté encendido el celular o computadora. A esto se unen las señales de los Wifi, el Bluetooth, las tarjetas de SIM de los celulares, los satélites así como las antenas de telefonía móvil que rodean las grandes ciudades. También los movimientos “sospechosos” sonenviados a una base de datos de las agencias de seguridad nacional. Hay aplicaciones para todo, antes de bajarla le envían las condiciones que debemos aceptar. Esas condiciones son extensas, abundan los términos ambiguos y de paso no las leemos. Toda esa información es vendida a aseguradoras privadas de la salud, laboratorios, empresas, agencias de publicidad, entregada a agencias de seguridad y el gobierno. Una muy reciente novedad es que para evitar presuntos mensajes de odio en las redes sociales, por ejemplo Facebook está cerrando cuentas de individuos y grupos. En realidad de lo que se trata es de silenciar las voces críticas o aquellos que cuestionan el sistema capitalista neoliberal y el coloniaje. Se ha preguntado, ¿Por qué no hay “no me gusta” en Facebook? o el objetivo real de los test de personalidad “gratis” en donde se lo presentan como un inocente jueguito?.

El gobierno digital

El gobierno de Estados Unidos desde los atentados del 11 de Septiembre intensificó la vigilancia digital creando la Ley Patriota y reestructuró la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en Inglés) para prevenir otro atentando terrorista. El resultado fue que millones de sus ciudadanos e incluso sus aliados en el exterior fueron vigilados sin motivos de seguridad. Esto fue denunciando por el exanalista del NSA Edward Snowden y el fundador de WikiLeaks Julian Assanje, hoy perseguidos, calumniados y Assanje encarcelado. Las novelas “1984” de George Orwell y “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley, que intentaron reflejar la realidad de vigilancia a mediados del siglo 20 hoy son un paseo frente actual a la monumental vigilancia a que somos sometidos. La excusa del gobierno y la cúpula militar siempre ha sido la “seguridad nacional” y los dinosaurios tecnológicos declaran que nuestros datos están “seguros”, cuando en realidad se usa para vigilarnos y también vigilar la competencia en el mercado internacional, es lo que la profesora emérita de la Universidad de Harvard Shoshana Zuboff, de la escuela de Harvard Business School llama “Capitalismo de Vigilancia”.

Posibles soluciones

Por otro lado, ciertamente el Internet nos facilita muchas actividades: compras, nos comunicarnos con nuestros seres queridos, pagamos facturas, hacemos grabaciones, bajamos entretenimientos, subimos fotos en las redes sociales, mensajes, promovemos actividades culturales, escuchamos música y un largo etc. Las preguntas que nos podríamos hacer: ¿A qué precio? ¿Qué el mundo conozca nuestra vida privada? de paso, la privacidad es un mito. ¿Qué todo el tiempo nos estén vigilando? ¿Qué nos engañen? ¿Qué nos usen como materia prima para hacer multimillonarios a otros? ¿Qué nos falten el respeto? ¿Qué nos censuren? ¿Nos controlen?. Quizás se objetará: “Yo no soy tan importante para que me vigilen” “Yo no hago nada malo” “No tengo cuenta en Facebook”. La mala noticia es, aunque usted no se considere importante o no haga nada malo o no tenga cuenta en Facebook o Twitter de todos modos las élites nos vigilan, engañan, manipulan y obtienen nuestros datos por otros medios como cuando paga el peaje, presenta sus datos en los aeropuertos, cuando paga con tarjeta bancaria, las cámaras de las calles, edificios públicos y gubernamentales así como cuando entregamos personalmente nuestros datos a los hospitales, al banco…

Los poderosos se han tomado muy en serio para sus fines maquiavélicos las palabras del padre del método científico moderno Francis Bacon: “Conocimiento es poder”. No se trata de que abandonemos la tecnología porque hasta si estuvieran hoy vivos Pablo de Tarso o Karl Marx muy probable que usaran Internet, si no que la usemos sabiamente. Nos parece muy importante además que hagamos resistencia confrontando los monstruos digitales. Como organizar movimientos populares internacionales y nacionales para denunciar y fiscalizar los dinosaurios tecnológicos, crear redes paralelas alternativas, también siendo moderadamente escépticos con todo lo que leemos y vemos en los medios digitales e incluso en los medios de comunicación social. Exigir verificación de datos, opiniones y hechos, usar el pensamiento crítico, siendo prudentes en lo que subimos a las redes sociales, exigir colectivamente regulaciones de uso de nuestros datos personales, indignarnos, importante es educarnos más en la tecnología y educar a otros, evitar en lo posible entregar personalmente datos personales a entidades públicas y privadas, no exponernos. Frente a la falta de respeto, manipulación, engaños, control y la violación a nuestra privacidad lo peor que podemos hacer es mostrarnos indiferentes, ser conformistas o esconder la cabeza como el avestruz frente a la tiranía digital. Como anota Zuboff: “Es una forma de tiranía que se nutre de las personas, pero no es de las personas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s