Brote de Covid-19 en Eagle del Caribe en Lares cobra una vida y la fábrica sigue abierta

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura-Noticias

A pesar de varios casos positivos a las nuevas variantes del Covid-19, un trabajador fallecido y decenas de empleados contagiados, la fábrica Eagle del Caribe en Lares continúa sus operaciones, en contradicción a las disposiciones del Departamento de Salud.

El portavoz de los empleados Javier Acevedo hizo la denuncia en el programa Prensa sin censura, revelando que la gerencia no ha cerrado la planta y que los contagios son frecuentes. Si bien la compañía Eagle circuló un comunicado en el que alega que intensifican de manera más rigurosa las medidas de seguridad, lo que considera el personal representado por Acevedo es que deben cerrar temporeramente.

“Estuve hospitalizado y allí llegó mi compañero David Martínez que el martes 23 tuvieron que hospitalizar. Lo sacaron de la fábrica por falta de oxígeno y dolores en el pecho. Vi como no podía respirar. Él murió. Abrieron la fábrica el 23 de marzo”, reveló Acevedo, quien llevó el virus a su casa, contagiando a su esposa embarazada, a su madre y a su hermana.

Acevedo, que aún se recupera del Covid-19 en su casa, desde donde se mantiene comunicado con sus compañeros de trabajo en la manufacturera de ropa y artículos militares, sostuvo que sus compañeros temen hablar porque podrían perder sus empleos.

“Me dicen que son muchos los casos positivos y todavía no activan el protocolo de cerrar y enviar empleados a las casas y hacer limpieza. Hay muchos empleados. Somos poco más de 400. La mayoría no deben tener miedo. Deben hablar y si no se sienten seguros pues que no asistan y no tengan miedo de hablar. Sus vidas valen más de $7.25 la hora”.

Acevedo señaló que del Departamento de Salud lo llamaron para notificarle de un positivo en Eagle y que aprovechó la llamada para informar que eran decenas de casos, incluido él, y que deseaba querellarse. “Me querellé y les dije que no hacían nada. Les notifiqué y me dijeron que me devolverían la llamada y todavía espero”.

Por su parte, la sicóloga Alice Pérez, quien advino al conocimiento de la situación de emergencia en Eagle del Caribe, sostuvo que la carga emocional es pesada por razones obvias: temor al contagio con el mortal virus que mantiene al País al borde del ‘jaque mate’ de un cierre total.

“Desde una perspectiva psicológica no podemos olvidar toda la carga emocional que incide estar viviendo por más de un año en confinamiento involuntario por la pandemia del COVID. Esto trae que muchos de nosotros sintamos alteraciones emocionales como ansiedad, depresión y estrés, entre otras emociones y que los mismos vayan en aumento según pase el tiempo porque el ser humano necesita contacto social, movilidad para su buen funcionamiento. Si a esta situación le añadimos la incertidumbre que causa la posibilidad de contagiarnos y a su vez contagiar a nuestros seres queridos es una carga emocional mayor”.

Específicamente, lamentó cómo la gerencia de Eagle del Caribe no ha sido muy consecuente con los protocolos de seguridad para mantener a sus recursos humanos al margen de contagio con el Covid-19. “Cuando analizamos este caso de esta fábrica donde una de las mayores dificultades es que no están llevando a cabo y no cumplen con los protocolos que se han establecidos esto acrecienta el temor de los empleados a contagiarse y ya ellos han visto una serie de contagiados y compañeros muertos a causa del COVID que promueve su preocupación y tensión”, dijo Fernández.

Objetó la falta de supervisión por parte de las autoridades gubernamentales “en que se cumplan las órdenes ejecutivas y los protocolos en las facilidades laborales poniendo en riesgo las vidas de cientos de personas como es este caso”.

“Creo que es imperativo que el Departamento de Salud, el Departamento del Trabajo, el alcalde y la Administración Central del gobierno tomen acciones correctivas inmediatas en esta situación y supervisen mejor el cumplimiento de los planes de salud y seguridad de todas las instalaciones laborales del País. A estos empleados les recomiendo visitar aunque sea de forma virtual un profesional de la salud mental porque es importante aun dentro de la pandemia atender nuestra salud integral, incluyendo la salud mental”.

Foto/Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s