Si Pierluisi fuera Bukele

Jaime Torres Torres

Aquí se sabe quiénes operan los puntos de drogas; quiénes son los narcotraficantes de cuello blanco; quiénes portan grilletes por Ley 54 y podrían sumarse a la próxima estadística de feminicidios, pero no se hace nada porque faltan voluntad y poderes soberanos.

Si por un momento el gobernador Pedro Pierluisi presidiera la República de Puerto Rico se esperaría que mediante orden ejecutiva acabe con esas y otras pesadillas que agobian al Pueblo.

Cada fin de semana, en particular los domingos, Puerto Rico dista de ser una sociedad civilizada en la que impera el orden público para proyectarse como una anarquía en la que los delincuentes hacen y deshacen.

La situación se agrava con el turismo que vomita sus vicios en la Nación mientras se apoderan de las propiedades de los puertorriqueños.

Un gobierno soberano acabaría con las borracheras de los wikenes, comenzando por imponer multas a los que pudieran soplar en una barricada y arrojarían positivo a la prueba de licor en sangre.

Un gobierno soberano sería autocrítico y despolitizaría al Departamento de Justicia y a la Policía de Puerto Rico para con mano dura combatir el crimen y encerrar a los delincuentes, empezando por casa: los legisladores y alcaldes que defraudan al Pueblo que depositó su confianza en sus candidaturas.

Si Pierluisi fuera Nayid Bukele se acabaría la bayoya de trucos como el Súper PAC de Salvemos a Puerto Rico. El presidente de El Salvador le declaró la guerra a los pandilleros que cunden de terror y pánico al país centroamericano. Los encierra por miles, desnudos, y los sentencia a condenas prolongadas como disuasivo de los muchos que pululan en las calles salvadoreñas.

Las medidas de mollero duro incluyen a los medios de comunicación sensacionalistas que son fotutos propagandísticos de los pandilleros; también ha prohibido el grafiti público como instrumento de comunicación violenta y ha confiscado el capital, las armas y propiedades de los delincuentes de las maras.

¿Qué se necesita en Puerto Rico para erradicar el narcotráfico, la corrupción gubernamental, los feminicidios, los secuestros, carjackins y asesinatos a sangre fría? ¿Qué se necesita para acabar con el julepe licorero de los fines de semana? ¿Qué se debe hacer para que el próximo tipo con grillete u orden de protección en su contra manche sus manos de sangre y tiña de luto un hogar con otro feminicidio?

Voluntad, soberanía y el carácter de Nayid Bukele.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s